El sector tiene tres meses para adaptarse a las exigencias que impuso el Senasa para el tránsito de frutas frescas. Cumplido ese plazo la fruta deberá salir empacada. Como solución para los pequeños productores, desde la provincia avanzan en la adquisición de plantas de empaque móviles, destinadas a los productores más pequeños, y financian plantas fijas en puntos estratégicos. Además se continuará financiando a viveros para que entreguen plantines certificados para evitar el ingreso de material proveniente de Brasil y Paraguay.
A inicios del año en curso el Senasa puso en vigencia requisitos sanitarios más estrictos para autorizar la salida de cítricos de Misiones, para combatir la plaga conocida como HLB, lo que prácticamente paralizó la actividad durante varias semanas y provocó pérdidas importantes por fruta que no puso enviar a destino en tiempo y forma. El sector tuvo luego un respiro gracias a la suspensión por 90 días de la nueva normativa sanitaria, obtenida gracias a gestiones de la provincia. Sin embargo, tanto los funcionarios del área del Agro como los productores saben que más temprano que tarde habrá que ajustarse a lo que manda el Senasa para poder continuar desarrollando el cultivo.
Entre los distintos requisitos que exige el organismo nacional para permitir la salida de frutas de Misiones, el más difícil de cumplir para los productores, especialmente para los más pequeños, es el de procesar y empacar los cítricos antes de cruzar la frontera provincial. Usualmente los productores sacan la fruta a granel para que sea procesada y empaquetada en plantas de Entre Ríos, salvo aquellos que trabajan con la Cooperativa Tabacalera de Misiones (CTM), que dispone de una industria propia.
En consecuencia, para ajustarse a lo que pide el Senasa, la provincia trabaja en dos frentes: uno, montar plantas fijas en lugares en los que el volumen de producción así lo justifique, y el segundo, adquirir plantas móviles para atender a los productores más pequeños.
“Pedimos un tiempo prudencial de tres meses para adecuar instalaciones, pedimos que en el combate al HLB no tengamos que asumir todos los costos desde la provincia, que la Nación también aporte para ayudar a sostener la frontera”, señaló el ministro del Agro, José Garay.
Por su parte, Yaco Mazal, subsecretario de Producción Vegetal, reconoció que no van a tener una solución antes de que finalice el plazo de 90 días, pero consideró que resulta importante demostrar ante las autoridades nacionales que se está trabajando en una solución.
Además de la cuestión del procesamiento, desde el ministerio del Agro apuestan a incrementar la producción de plantines certificados para erradicar al HLB. “Financiamos viveros y les cobramos con material que luego entregamos a los productores. Lo hacemos para evitar la tentación de incorporar material genético de Brasil o Paraguay, que en muchos casos está infectado con esta bacteria”, dijo.
Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here