Frente a las acusaciones de varios sectores productivos que han venido quejándose por un supuesto incremento en los precios del azúcar, el gremio que acoge a la agroindustria, Asocaña, respondió que tal afirmación no es correcta.

En indagaciones con mayoristas pudo establecerse que el precio del endulzante al que les compran a los ingenios se redujo en 3 por ciento, entre enero y febrero de este año.

 “El bulto de 50 kilos pasó de 113.000 a 110.000 pesos, con tendencia a la baja en la primera semana de marzo, y, al parecer, esta caída se está transmitiendo al consumidor final”, dijo un vocero de la unidad de estudios económicos del gremio.

Ahora, al revisarse las cifras semanales que reporta el Sistema de Información de Precios (Sipsa), del Dane, por ejemplo, el precio disminuyó 2,2 por ciento en la última semana de febrero frente a la última semana de enero, al pasar de 2.606 a 2.548 pesos por kilo.

En los supermercados, la situación no es la misma, pues una leve alza puede explicarse por los precios a los que se compraron los inventarios existentes y los costos de los bodegajes.

Al ser cuestionado por el tema, este martes, por varios medios de comunicación, Javier Texido, presidente de Nestlé en Colombia, indicó que el precio del endulzante ha subido ligeramente, atribuido –dijo el ejecutivo– a diversos factores internos y externos. Nestlé es uno de los mayores consumidores de azúcar del país.

El gremio agregó que las expectativas de precios para los próximos meses son alentadoras.

Por una parte, la oferta de azúcar para el mercado nacional es sólida y hasta ahora no se ha visto un impacto significativo por cuenta del fenómeno del Niño, como sí ha sucedido en otros cultivos.

Según el Fondo de Estabilización de Precios del Azúcar (Fepa), al comparar los datos entre marzo del 2015 y febrero del 2016 hubo aumento en las ventas al mercado nacional, al pasar de 1,61 a 1,64 millones de toneladas de azúcar; durante el mismo período –informó el Fepa– el consumo aparente se contrajo 0,9 por ciento.

Por último, Asocaña señaló que desde el próximo primero de abril regirán los nuevos indicadores de los precios pisos y techos que conforman la franja de precios del azúcar, con lo cual se prevé una caída de 15 por ciento en el arancel, “lo que, sin duda, contribuirá a una reducción adicional en el precio del azúcar al consumidor”, concluyó Asocaña.

 

 

 

Fuente: El Tiempo | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here