En la Colón-Quimís, los agricultores están contentos. El maíz ha crecido de tal forma que sus dueños están ilusionados.

Y esa alegría se debe a que en los tres últimos años salieron en contra, pero hasta el momento el invierno se ha portado bien.

«Así como están las cosas estamos listos para cosechar a mediados de abril», dijo Manuel Moreira, agregando que apenas un 10% de lo sembrado fue afectado por las plagas.

Guido Zambrano, por su parte, es otro de los agricultores contentos. Fue uno de los pocos que sembró badea y los resultados fueron alentadores.
«La mayor parte de mi cosecha la vendí para la provincial del Guayas y una parte se quedó aquí mismo, pero en una cantidad pequeña», expresó Zambrano.
Fuente: El Diario | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here