La cartera de Agricultura trabaja sobre 5 ejes. Uno de ellos es la democratización de los medios de producción. También plantea una reforma de todo el sistema informático de la entidad.
Agencia Andes La política del Gobierno para el desarrollo del campo gira en torno a cinco rupturas: democratización del acceso a los medios de producción, impulso a productos básicos, impulso profundo a la asociatividad, reemprendimiento para el Ministerio de Agricultura de la rectoría del sector y una reforma de todo el sistema informático de esa cartera de Estado. Así lo destacó el ministro de Agricultura, Javier Ponce, en una entrevista a la agencia Andes.
Para el funcionario, la rectoría de la cartera que preside está “plenamente consolidada” y existe una clara conciencia de los productores, desde los pequeños a los grandes, sobre cuál es el rol del Ministerio.
Ellos saben, conocen los apoyos y acompañamientos que pueden exigirse al Ministerio y cuáles son sus roles privados en la producción”, explicó Ponce.
Sobre la democratización de los medios de producción se han dado pasos fundamentales para transferir la propiedad de más de cien mil hectáreas que estaban en manos del Estado, después de la crisis bancaria.
La proyección del Ministro es que hasta el año 2017 se hayan entregado alrededor de 300 mil títulos de propiedad y se deje saneado todo el espectro de titulación que, dijo, estaba rezagada en el Ministerio “de forma absolutamente injusta e irresponsable”.
En el tema informático, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca (Magap), maneja dos proyectos. Uno es el Sinagap, que es todo un complejo de información que permite conocer con claridad aspectos de la producción, y SigTierras, un levantamiento catastral con georreferenciación y fotográfico. Gracias a este último proyecto se tiene información catastral de 50 cantones del país.
Ponce, al frente del Magap desde marzo de 2012, dijo que este año será privilegiado para el riego a nivel parcelario gracias a un crédito de $ 80 millones del Banco Mundial y un apoyo de España para ese fin.
Por otro lado, se ha elevado la productividad de maíz, arroz, cacao y banano. “Hemos repuesto hasta el momento 84 mil hectáreas de café y aspiramos a llegar a las 130 (mil) hasta el año 2017. Hemos dado un salto extraordinario en producción de quinua, estamos trabajando en papa sobre la base de infraestructura de gran valor, que inauguró el presidente de la República el año pasado”.
Otro avance es en la comercialización. “En términos de transferir a los pequeños productores capacidad de control del mercado. Hemos construido más de 140 centros de maíz, de leche y de arroz, lo que le permite al campesino negociar en otras condiciones su producción frente a las piladoras, a las empresas, a las industrias del maíz, a las procesadoras de leche, etcétera”.
También se han creado ruedas de negocios y se han creado espacios de encuentro entre productores y consumidores a través de ruedas comerciales, resaltó.
Paralelamente a estos avances, la Asamblea Nacional ha aprobado leyes dirigidas al campo como las normas de Tierras y Aguas. Además está dentro de la agenda legislativa de este año un proyecto dedicado a las semillas.

Fuente: ElTelégrafo | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here