Veinte y cinco pequeños ganaderos de la comunidad San Andrés de Pillate, parroquia Cotaló, cantón Pelileo, recibieron 120 fundas de ensilaje para alimentar a sus reses, afectadas por la ceniza del volcán Tungurahua.

La entrega la efectuó el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP), a través de los técnicos de la Dirección Provincial de Agricultura de Tungurahua.

Durante los 15 días que duró el proceso eruptivo del Tungurahua, ganaderos de los cantones Quero, Pelileo, Tisaleo, Mocha y Cevallos recibieron 1.229 fundas de ensilaje y 575 canecas de melaza.

Fabián Valencia, director del MAGAP, dijo que esta ayuda llega desde la provincia de Cotopaxi, en reciprocidad al aporte que se realizó cuando se activó el volcán del mismo nombre.

“Este alimento es de una reserva estratégica de forraje a escala nacional. Cuando pasó el evento en el Cotopaxi, nosotros también enviamos el alimento para el ganado, y ahora de esa provincia nos entregan este ensilaje”, enfatizó.

El ensilaje es un proceso de conservación del forraje, que permite retener las cualidades nutritivas del pasto original. Se lo elabora con la caña del maíz.

Augusto Martínez, presidente del cabildo de Pillate, recibió cuatro fundas de ensilaje y agradeció a las autoridades por la ayuda. “Cada vez que se reactiva el volcán, las autoridades y los compañeros de la Estrategia Hombro a Hombro, siempre están presentes con ensilaje y melaza. Si no fuera por esta ayuda, estuviéramos sufriendo por no tener qué dar que comer a nuestros animales”, dijo.

Wellington Morales, representante de la Asociación de Ganaderos de Pillate, expresó que la ayuda del MAGAP llega inmediatamente cada vez que se activa el volcán Tungurahua.

“Los técnicos pasan los reportes a la gobernadora y al ministerio; ya no es necesario pedir audiencia a las autoridades para que nos asistan con la ayuda”, expresó Morales.

Fuente: MAGAP | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here