Tras un tramo de la temporada en el que la oferta de lechuga de California no podía mantenerse a la par con la demanda, en el mercado se ha dado la vuelta a la tortilla y los precios han disminuido de forma significativa desde enero. Ha llegado mucho producto al mismo tiempo, y no se espera que los precios vuelvan a subir hasta que una gran parte de este se agote.
La demanda superaba a la oferta hasta la mitad de enero, señala un productor, y ahora los productores están dejando sin cosechar hectáreas enteras y dejando lechugas en los campos porque hay demasiadas fuera. Este productor indica que vio subir los precios hasta los 35,00 $ por caja en algunas variedades durante el pico del mercado, y ahora los precios se han desplomado desde entonces.
El 3 de marzo, el precio de una caja de lechuga iceberg del valle Imperial era de entre 6,00 $ y 8,85 $. Es un contraste muy marcado con los entre 25,00 $ y 30,00 $ por caja que se alcanzaron durante mediados de enero. Del mismo modo, el 3 de marzo, el precio de una caja de lechuga Boston del valle Imperial era de entre 6,50 $ y 8,95 $, mientras que el precio de esa misma caja era de entre 14,95 $ y 18,95 $ el 15 de enero.
Se espera que el volumen disminuya esta semana y, si la demanda mejora junto con esa caída de la oferta, el mercado podría ver cierta mejora.
Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here