La enfermedad huanglongbing (HLB) que afecta a los cítricos está teniendo un efecto devastador sobre la industria citrícola de Florida; se estima que más del 80% de los árboles de cítricos están infectados y la producción de cítricos de Florida en 2014-15 fue la más baja que se ha registrado en los últimos 50 años. La naranja dulce y el pomelo, que suponen más del 95% de la producción de cítricos de Florida, parecen estar especialmente amenazadas por el HLB. Por tanto, existe la necesidad de identificar variedades de cítricos que puedan resistir a esta extendida enfermedad. Un nuevo estudio publicado en HortScience identifica algunas combinaciones de injertos y portainjetos que muestran una tolerancia potencialmente valiosa ante el huanglongbing.
Ed Stover, Sharon Inch, Matthew Richardson y David Hall, del Servicio de Investigación Agrícola del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, dicen que, aunque no existen variedades comerciales de cítricos con una alta resistencia al HLB, se ha detectado cierta tolerancia en campo en árboles expuestos a la enfermedad tras alcanzar la madurez. Para seguir investigando, los investigadores estudiaron la tolerancia al HLB en condiciones de campo de árboles recién plantados procedentes de combinaciones de injertos y portainjertos. La prueba incluía 20 árboles de cada una de las combinaciones Hamlin/Kinkoji, Hamlin/Cleopatra, Temple/Cleopatra, Fallglo/Kinkoji y RubyRed/Kinkoji, de los cuales 10 árboles de cada combinación estaban tratados con imidacloprid y 10 árboles no estaban tratados de cada combinación. Se incluyeron otros 10 árboles más de cada una de las combinaciones Sugar Belle/Sour Orange y Tango/Kuharske, todos tratados con imidacloprid. Los árboles se plantaron en la finca de investigación del USDA en Fort Pierce, Florida, y se analizaron durante un periodo de 5 años.
Todos los árboles mostraban síntomas de HLB y dieron positivo a la bacteria Candidatus Liberibacter asiaticus (CLas) 20 meses después de la plantación. Pese a estar infectados con CLas, los árboles siguieron creciendo y todos los injertos/portainjertos mostraron una producción creciente de fruta (aunque la producción fue «muy baja» en Hamlin/Kinkoji, Hamlin/Cleopatra y Ruby Red/Kinkoji). «Cabe destacar que los síntomas de HLB más pronunciados y la concentración temprana de patógenos más alta, que son los dos criterios más usados para evaluar la resistencia al HLB, no se asociaron a la mayor supresión de crecimiento y cosecha, y centrarse en los rasgos sintomáticos tempranos puede ocultar una importante tolerancia a la enfermedad», sostienen los autores.
Sugar Belle/Sour Orange, Tango/Kuharske y ‘¡Temple/Cleopatra mostraron las tasas de crecimiento y los volúmenes de copa más elevados, mientras que se observó lo contrario en Ruby Red/Kinkoji. Aunque su tasa de crecimiento fue la más alta, Sugar Belle/Sour Orange tuvo el mayor porcentaje de hojas con presencia de moteado.
«Todavía está por ver si la tolerancia al HLB en algunas combinaciones de injerto/portainjerto permite una producción razonable de fruta de calidad comercial», indican los autores, «pero resulta prometedor que varias combinaciones de híbrido de mandarina y portainjertos muestren mayor crecimiento y cosecha que las combinaciones de naranjas dulces y pomelos bajo una incidencia muy elevada de HLB».
Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here