Una enfermedad fúngica llamada sarna del manzano ha dañado recientemente a más del 50% de algunas variedades de manzanas de los huertos de Illinois (EE. UU.). Las muestras tomadas de los huertos afectados indican que algunas cepas del hongo eran resistentes a los fungicidas tradicionales. El fitopatólogo de la Universidad de Illinois Mohammad Babadoost declara: «Me he apresurado a hacer algo para evitar este desastre. Hicimos un experimento en 2014 y 2015 y hemos tenido suerte de conseguir resultados muy buenos».
Babadoost y su equipo han probado un protocolo nuevo mediante combinaciones de fungicidas sistémicos y de contacto. El Dithane M-45 (mancozeb), un fungicida de contacto, debe aplicarse en la etapa verde con una cantidad entre 3,3 y 4,5 kilos por hectárea, junto con el fungicida sistémico Inspire Super (difenoconazol + ciprodinil) a razón de unos 804 gramos por hectárea. Después de siete días, el tratamiento debería continuar con una combinación de Dithane M-45 y Fontelis (pentiopirad) a unos 1462 gramos por hectárea. Cada tratamiento debe repetirse tres veces, con siete días entre cada aplicación, para un control más eficaz.
«Cuando probamos esta combinación de compuestos químicos, no pudimos encontrar ni una sola manzana con sarna», declara Babadoost. «Los productores que probaron el tratamiento en 2015 comunicaron que no tenían sarna».
A pesar del éxito del tratamiento, Babadoost señala que no debería contemplarse como una panacea. «Estamos en batalla contra el patógeno casi todo el tiempo», afirma.
Babadoost advierte: «Cualquier tejido verde es susceptible de ser atacado. Empieza muy temprano en la temporada. Si los productores son capaces de controlarlo de forma eficaz tan pronto como comienza el crecimiento en primavera, apenas habrá enfermedad en verano. Sin embargo, si fallan en esa ventana de primavera, el verano será un desastre».
Además del nuevo protocolo de tratamiento de fungicidas, hay disponibles otras opciones de control para los agricultores. Por ejemplo, los productores pueden elegir variedades de manzana que sean resistentes a la sarna, como la Honeycrisp, la Jonafree y la Gold Rush, y evitar variedades susceptibles como la Fuji, la Gala, la Honeygold, la Winesap y otras.
De nuevo, Babadoost hace una advertencia: «Incluso si una variedad de manzana es resistente, podría no serlo para siempre. La resistencia podría debilitarse».
Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here