Este año la cosecha de cebollas argentinas ha empezado con muchas complicaciones. Los cambios meteorológicos han ocasionando enfermedades irremediables en los productos, el exceso de agua ha hecho que la parte interna de las cebollas se manche y estropee, y este es un problema que no podemos solucionar”, ratifica el representante de la empresa argentina ADR Agrícola, Alejandro Rodríguez.
La cosecha de cebollas argentinas está empezando estas semanas y su comercialización se está iniciando progresivamente. Conforme este proceso vaya avanzando se podrá empezar a determinar el porcentaje de la producción que ha sido dañado por estas situaciones meteorológicas. “Se calcula que la pérdida en las cosechas será muy alta este año, lo que tendrá como consecuencia el inevitable aumento de precios. Así mismo, es el mercado interno el que hace fluir la exportación y genera una formación de precios, sin olvidar tomar en cuenta que la clasificación de mercadería generará diferencias en calidades”, afirma el vocero de ADR Agrícola.
La demanda de la cebolla rosada se mantiene estable, siendo la principal variedad exportada por Argentina, sobre todo a mercados como Brasil y Europa. A pesar de que la inflación que se vive en la actualidad debería ser una gran influencia para las exportaciones, actualmente este mercado no se ha visto afectado de forma directa.
“En estos momentos sería muy apresurado dar pronósticos, aunque consideramos que la demanda será favorable, así como el precio, dado que han aparecido nuevos compradores para nuestras cebollas. Pero aún falta determinar el nivel exacto de las pérdidas por los daños causados por la naturaleza, y todavía estamos muy convulsionados con el tema económico en nuestro país, todo se está reacomodando, y esto toma tiempo”, finaliza Rodríguez.
A mediados de abril se espera tener una visión más clara de cuál es el futuro de la cebolla argentina este año.
Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here