La justicia de México levantó el martes último la suspensión que existía al otorgamiento de permisos para siembras experimentales y en programa piloto de maíz transgénico, bajo las medidas de bioseguridad que prevé  la ley, informó la organización AgroBio México, al dar a conocer la decisión judicial.

“La sentencia emitida por el magistrado contempla una serie de consideraciones, entre las que destacó que “al aprobarse esa clase de liberaciones se permite la investigación científica, en pro del desarrollo nacional. De esta manera, los investigadores que desarrollan cultivos genéticamente modificados en México, podrán continuar realizando sus trabajos», consigno este viernes el diario El sol de México.

Así mismo, la sentencia establece que: “La liberación de un OGM en programa piloto con la adopción de medidas de contención, al igual que una liberación experimental, no representa un riesgo para la diversidad biológica ni para la salud humana.”

La decisión del magistrado sienta un precedente positivo para el avance de la biotecnología agrícola en México y da pie a que continúe la investigación científica pública y privada, así como el desarrollo de productos biotecnológicos que beneficien a la población mexicana.

«No obstante, no compartimos la posición de que el procedimiento de otorgamiento de permisos comerciales continúe suspendido durante la tramitación de la acción colectiva», reveló AgroBio en un comunicado.

Al respecto, Alejandro Monteagudo, presidente ejecutivo y director general de AgroBio dijo:  “México cuenta con una regulación amplia y sólida, y nuestras autoridades tienen las capacidades legales y técnicas suficientes para expedir permisos de liberación comercial de maíz, en los casos en que así proceda. Es urgente continuar con el proceso de adopción de biotecnología agrícola, sobre todo en el caso del maíz, grano básico del que anualmente se importan más de 11 millones de toneladas, para lo cual los mexicanos destinamos aproximadamente 40 mil millones de pesos cada año (unos 22 millones de dólares)”.

Agregó además que “las empresas desarrolladoras de biotecnología agrícola esperan que las autoridades correspondientes emitan los permisos de siembras experimentales y piloto que llevan casi tres años suspendidas”. Y en relación con las siembras comerciales, concluyó “confiamos en que nos asiste la razón y apegados a Derecho, seguiremos haciendo todo lo necesario para hacer que esta tecnología llegue a manos de los productores que la deseen a la brevedad.

 

 

 

Fuente: Noticias Agropecuarias | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here