Los impactos del cambio climático a nivel alimentario y peso de la gente podrían dejar más de medio millón de muertes. Así lo establece un estudio de la Universidad de Oxford en Reino Unido.
Los científicos a cargo de la investigación aseguraron que si no se toman medidas para reducir las emisiones a nivel individual, esto conllevaría una disminución media del 3,2% de la cantidad de alimentos disponibles, del 4% del consumo de fruta y verdura y del 0,7% de carne roja respecto a 2010.
Estiman que estos cambios podrían causar unos 529.000 muertos suplementarios en 2050 en 155 países. Cerca de las tres cuartas partes de las muertes se producirían en China (248.000) e India (136.000) y los países más afectados serían los de ingresos bajos y medios, esencialmente en la región del Pacífico occidental (264.000 muertos) y en Asia del sureste (164.000).
Marco Springmann, autor de la investigación, señaló que “numerosos estudios se centraron en la seguridad alimentaria, pero pocos se concentraron en los efectos más amplios de la producción agrícola en materia de salud”.
Los impactos más importantes de la reducción del consumo de fruta y verduras “se notarán probablemente en los países de altos ingresos”, en los países de ingresos bajos y medios del Pacífico occidental, Europa y Mediterráneo oriental. El informe se reveló ayer, junto cuando se recordó el Día Mundial de la Naturaleza, una fecha que pasó desapercibida en muchos de los medios locales e internacionales.

Fuente: El Telégrafo | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here