Con la participación de 84 asociaciones maiceras y 22 empresas balanceadoras se realizó la IV Rueda de Negocios de Maíz Amarillo Duro, donde se comercializaron 360 mil toneladas métricas, volumen que corresponde al 30% de la producción destinada al sector avícola y representa aproximadamente 120 millones de dólares.

El evento -organizado por el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP)- a través de la Subsecretaría de Comercialización- tiene como objetivo implementar un sistema estándar, formal, directo y confiable de comercialización entre los actores de la cadena productiva.

En esta cuarta edición la negociación realizada incrementó su volumen en un 27% en relación a la III rueda realizada en el año anterior.

Para abril, el precio oficial del grano es de 14,90 dólares el quintal, con el 13% de humedad y 1% de impurezas.

Henry Peña, presidente de la Corporación de Maiceros (Corpmaíz), dijo que la rueda de negocios permite tener “un vínculo directo entre el sector productivo e industrial”, para luego comentar que anteriormente “los intermediarios ponían las normas del sector, pero ahora los gremios han ido creciendo y se han empoderado de la comercialización”.

En este proceso interviene también la empresa pública Unidad Nacional de Almacenamiento (UNAEP), que absorbió la cosecha de pequeños productores asociados y no asociados con la compra de un volumen de al menos 100 mil toneladas, además de su intervención para dirimir desacuerdos entre industriales y productores en cuanto a la calificación del grano.

Una de las empresas que ha participado desde la Primera Rueda de Negocios es Pronaca. Su director de Relaciones Institucionales, Andrés Pérez, destacó que estos eventos son “una herramienta que beneficia a ambas partes. Por un lado la empresa obtiene la materia prima y por otro se le paga directamente al agricultor el 100% del precio pactado”.

Carol Chehab, subsecretaria de Comercialización, dijo que “con el apoyo de la Gobernación e intendencias provinciales, iniciaron los controles semanales en los centros de acopio, con el fin de garantizar el pago del precio oficial, fijado en 14,90 dólares, y la calificación justa del grano en cuanto a humedad e impurezas. Estos controles se los realizará hasta la finalización de la cosecha del invierno 2016”.

Así mismo tiempo agregó que “existe la tabla de calificación del grano” construida en conjunto con la UNA EP y la participación del sector maicero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here