Veinticinco años les duró el puente de madera que los habitantes de El Porvenir, parroquia Casacay, en El Oro, construyeron. Ellos quedaron incomunicados luego de que la creciente del río provocara la caída de este paso, que conectaba a la comuna con la parte urbana y la ciudad de Pasaje.

Ahora las familias que habitan allí deben hacer trasbordos para cruzar el río, caminar alrededor de 40 minutos y subir la cuesta para salir. Edilberto Morocho, habitante de la zona, resaltó que se les dificulta abastecerse de productos de primera necesidad.

Las familias del sitio El Porvenir de Casacay y Luz de América de Chilla se dedican a la agricultura. María Caiminagua, quien lleva 60 años viviendo en la comuna, dijo que en el sector producen cacao, plátano, guineo orito, cítricos, ganado, yuca, café, seda, maíz y caña, pero tienen dificultad para sacar los alimentos por la falta del puente.

“El río creció como nunca y se llevó el puente que construimos en la década del 90. Sin paso no podemos sacar la producción”, reiteró la mujer, quien precisa que el pedido ya está en manos de la Prefectura de El Oro.

 

 

 

Fuente: Expreso | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here