Probar un pedazo de pizza hecho a base de quinua no es común en Cuenca, como tampoco lo es saborear un chaulafán cuyo contenido principal es este producto.
La quinua fue un alimento muy apreciado por nuestras poblaciones prehispánicas. Los cañaris ya cultivaban el cereal antes de la llegada de los españoles. A fines del siglo XVI seguía siendo uno de los alimentos preferidos y se extendió por gran parte de la Sierra.
En Ecuador las primeras evidencias de este alimento datan de los años 300-500 a.C., según el blog Ecuadorquinua de Christian Sánchez. Los centros de producción de quinua se ubicaron en determinadas áreas de 6 provincias de la Sierra, de las cuales las de mayor importancia por la frecuencia y la superficie de cultivo son: Chimborazo, Imbabura y Cotopaxi, respectivamente; con menor cuantificación, Tungurahua, Pichincha, Carchi; mientras que en Cañar y Azuay los sembríos eran muy poco conocidos.
Hoy, los habitantes de los cantones situados en la parte oriental del Azuay, como también en el sur de la provincia han retomado su cultivo con éxito. Con la quinua se preparan tortas, coladas, galletas, empanadas, pizzas, entre otros productos que son vendidos en sus propios cantones o en Cuenca.
Son 17 asociaciones de los cantones Paute, Guachapala, Gualaceo, Chordeleg, Sigsig, Cuenca, Santa Isabel, Nabón y Oña que se han conformado y que ofertarán sus innovaciones gastronómicas mediante este producto.
Emma Mora Andrade, directora Provincial del Magap, dijo que este es el “grano de oro” y que actualmente se ha retomado su producción con éxito en diferentes sectores, no solo de Azuay, sino también en Cañar.
Desde 2013 las asociaciones reciben capacitaciones sobre manejo, producción, comercialización, procesamiento y preparación de diversos platos con quinua, un alimento tradición de los Andes.
En Azuay, este año se tiene planificado sembrar 90 nuevas hectáreas de quinua y de esta forma se convertirá en una de las provincias con mayor rendimiento promedio del país: 30 quintales por hectárea.
Gerardina Tamba, de la Asociación 1 de Septiembre dijo que este producto aún no es muy conocido en el mercado y que se hace necesario promocionar entre los ciudadanos, ya sea por sus proteínas e incluso por el bajo costo que tiene en el mercado. “Estamos cada vez sembrando más hectáreas de este producto para sacar al mercado”, dijo la mujer.
En la feria instalada en la plazoleta de Santo Domingo en Cuenca, las ofertas de alimentos elaborados con quinua fueron diversas.
“Sembramos y cosechamos cada 6 meses este producto y luego sacamos al mercado”, dijo de su lado Rosa Ruíz, nativa de la parroquia Tomebamba, perteneciente al cantón Paute. “En nuestro sector estamos incentivando a los habitantes para que siembren este producto que es muy saludable”, indicó.
Mercedes Landy, comerciante, señaló que la libra del producto se vende a $ 2, pero si el cliente desea la quinua molida el costo es de $ 2.50, “podemos elaborar pasteles, helados, galletas, chaulafán. Pero hay gente que no sabe de este producto y por eso no lo quieren comprar”, manifestó.

Fuente: El Telégrafo | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here