La empresa pública Unidad Nacional de Almacenamiento (UNA EP) habilitó esta semana diez centros de acopio, con los que se mantiene convenios de operación, para la recepción de maíz. Estos se suman a la gestión de compra de cosechas de las cuatro plantas de silos fijos de Ventanas, Quevedo (Los Ríos); Daule (Guayas) y Portoviejo (Manabí), que inició el pasado 1 de abril.

 

Los centros de acopio autorizados están ubicados en los cantones: Mocache, Ventanas, Vinces, Puebloviejo, Los Ríos; Balzar y El Empalme, en Guayas; y Tosagua, en Manabí. El movimiento comercial crece, conforme pasan los días. Acuden agricultores que son clientes tradicionales y otros que, por primera vez, dejan su cosecha.

Al primer grupo pertenece Ana Triana, quien desde la vía Jauneche trasladó su producto al centro de acopio Suárez, ubicado en Mocache, algo que repite cada año, según indicó. “Soy clienta fija, yo he visto la diferencia de precios en el mercado. En comercializadoras independientes a la UNA EP el precio es muy bajo”. Por ejemplo, indicó que ofrecen 9 dólares por un maíz con 30% de humedad, “cuando al menos debería ser 10,75 dólares”, dijo Triana.

La UNA EP abrirá más centros de acopio de maíz, conforme se presente las necesidades de los agricultores. La meta de absorción de este año es de 100.000 toneladas de maíz.

Mientras menos humedad, mejor

La UNA EP compra maíz al precio mínimo de sustentación vigente de USD 14,90 por el quintal con el 13% de humedad y 1% de impurezas, conforme fue aprobado por el Consejo Consultivo del Maíz y publicado por el MAGAP. Sin embargo, cuando el producto llega a los silos o centros de acopio, con alto nivel de humedad, se aplica un castigo al precio, según una tabla oficial que es respaldada por el MAGAP y la UNA EP, la misma que debe ser respetada por los comercios particulares.

“Nadie está autorizado a pagar valores por debajo de lo que se señala en esa tabla”, indicó Mao Lam, gerente General de la UNA EP.

Agregó que a través de jornadas de socialización y reuniones con gremios productivos, la UNA EP motiva a los pequeños y medianos productores para que exijan el pago del precio justo. Además, se recomienda que, preferentemente, los productores lleven su cosecha con no más de 20,4% de humedad, para evitar costos adicionales de proceso, que reduce el valor a recibir por agricultor, explicó Lam. En caso de incumpimientos, los agricultores pueden realizar su denuncia comunicándose al número telefónico 1800-624271.

Nuevos vendedores

Luis Espín, de la parroquia Puerto Pechiche, del cantón Puebloviejo, llegó a la planta Ventanas para comercializar su cosecha. “Es la primera vez que he traído aquí el maíz, por el problema de que por fuera no quieren comprar los comerciantes; sino, dan 15 a 20 días para el pago. Por eso mejor vine”, indicó Espín, quien fue informado a través de medios de comunicación sobre las compras en la UNA EP.

El compromiso es que recibirán su pago hasta después de 5 días laborables, luego de dejar su cosecha, siempre que haya cumplido con los requisitos para dicha operación comercial.

Alcides Pacheco, en cambio, juntó su cosecha con la de su hijo, para transportar el maíz que cultivó en el sector La Templanza, en el cantón Vinces, para ofrecerlo en la planta Ventanas. Comentó, que este año, su siembra registró plagas. Ante esto prefirió venderle su producto a la empresa pública, en donde se aplica una tabla de calificación de humedad e impurezas, respetando el precio mínimo de sustentación vigente, en lugar de “regatear” el precio entre comerciantes cercanos a su predio.

“Mi hijo comparó precios y vio que aquí está mejor que afuera, en el mercado”, manifestó Pacheco.

Fuente: MAGAP | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here