En mayo ya estarán listas para la comercialización las 30.800 toneladas de urea negociadas con Petrochina. Redaccion Economía Los pequeños y medianos agricultores ahora pueden acceder a fertilizantes y semillas certificadas, lo que incrementa su productividad y por consiguiente las oportunidades de progresar. Una de ellas es Alicia Gamarra, quien junto a 22 mujeres campesinas integra la Asociación Linda Reina, en Balzar, que se dedica al cultivo de maíz.
Este es uno de los productos que el país exportaba para cubrir la demanda interna, pero ahora, con el apoyo gubernamental, los agricultores locales están cubriendo esa falencia. Gamarra señala su satisfacción porque con la entrada en funcionamiento de la empresa pública Unidad Nacional de Almacenamiento (UNA) los precios de los productos en el mercado se han regulado.
La agricultora destaca que ahora se paga el precio oficial por el maíz y en ciertas ocasiones hasta más, por eso sus compañeras han dejado de lado otros cultivos ocasionales y se han concentrado en maíz y cacao.
Mao Lam, gerente de la UNA, destacó que la intervención es a través de la absorción de cosechas al precio mínimo de sustentación, además de la comercialización de insumos agrícolas a un precio justo. En 2015 la entidad pública registra una atención a 17. 897 agricultores.
La integrante de Linda Reina dice que lo que debe optimizarse es el tiempo de entrega, sobre todo de los insumos agrícolas. “Si se nos pasan las lluvias no tenemos cosecha”, resalta. Para los primeros días de mayo se espera iniciar la comercialización sin subsidio y la venta directa de la urea de las 30.800 toneladas que se negociaron con Petrochina.
“Con eso esperamos que quede cubierto todo el ciclo de invierno y verano; los programas públicos en el caso de maíz y arroz, que se hacen con el Magap, así como la distribución y venta del producto sin subsidio”, enfatizó el funcionario.
Solo en lo referente a fertilizantes la UNA atiende a más de 7 mil productores en el país.

La entidad pública cuenta con centros de acopio propios y privados para asegurar la adquisición de arroz, maíz, quinua, entre otros productos. Esto sirve para que los agricultores no comercialicen sus productos a un costo menor cuando hay un exceso en el mercado. En el caso del arroz, la producción va de la mano con el consumo, por lo que la UNA no tuvo que intervenir este año para regular el precio.

Fuente: El Telégrafo | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here