Las ventas ecuatorianas de productos pesqueros y acuícolas al mercado europeo representan 45,3% del total de las exportaciones a ese mercado. En 2014, último año con estadísticas completas disponibles, las exportaciones pesqueras y acuícolas cayeron a $ 1.351 millones, 0,3% menos que el año anterior.

El acuerdo comercial con la Unión Europea es vital para mantener el acceso preferencial a ese mercado que actualmente se sustenta en el sistema arancelario SPG-plus. Sin acuerdo comercial, los productos pesqueros y acuícolas ecuatorianos tendrán que pagar mayores aranceles conforme el régimen de Nación Más Favorecida de la OMC.

Para el camarón, esto significaría un incremento arancelario del actual 3,6% a 18%, lo que contraería las exportaciones en $ 114 millones según estimados de Fedexpor. El atún en conserva actualmente no paga arancel, sin acuerdo pagaría 24% reduciendo sus exportaciones en $ 121 millones. Las preparaciones y conservas de pescado tienen un arancel de 0%, pero sin acuerdo pagarían 25% y sus ventas se contraerían en $ 7,6 millones.

En la actualidad cuatro productos pesqueros y acuícolas ecuatorianos representan el 98% de las exportaciones totales al mercado europeo: camarones y langostinos congelados (56,8% del total pesquero y acuícola), atunes y bonitos en conserva (35,3% del total), preparaciones y conservas de pescado (5,0% del total), filetes congelados de atunes, listados o bonitos (0,8% del total).

El atún es un producto muy sensible para la Unión Europea, en particular atún enlatado y atún destinado a la industria de procesamiento. España y Francia controlan la mayor flota pesquera mundial, mientras que en Francia, España e Italia se ubica la industria de enlatados. El acceso libre de aranceles al mercado comunitario se ha traducido en inversiones significativas en la industria de enlatados en América Latina y, en particular, en Ecuador.

 

 

 

 

Fuente: El Universo | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here