Todo el mundo está preocupado por si el acuerdo con la Unión Europea se aprueba este año y si, entonces, las exportaciones seguirán llegando a Europa libres de arancel. Pero la cuenta atrás ya terminó para atuneros y pesqueros. El sector que en 2015 exportó $ 1.222 millones entre sus subpartidas -las terceras más vendidas del país, como grupo, que suponen un 10,4 % de las ventas no petroleras- se enfrenta a un escollo arancelario.

Y sus compradores europeos ya encendieron la alarma, a juzgar por la carta de incertidumbre remitida por la Asociación Nacional de Fabricantes de Conservas de Pescados y Mariscos de España, Anfaco, a la que ha tenido acceso EXPRESO. En ella, exponen la incertidumbre con la que llegan los productos atuneros, procesados en Ecuador, a Europa.

No se sabe si todos gozan de preferencias arancelarias. Depende del origen de la materia prima: si el barco que pescó el atún tiene bandera ecuatoriana o si es de un país que ya no goza de SGP con la UE, como Colombia, Perú, Panamá, El Salvador, Costa Rica, Honduras, Guatemala, Nicaragua, Bolivia y Venezuela.

El Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca se hizo eco de la misiva y contestó a Anfaco asegurando que está realizando “gestiones al más alto nivel” para resolver las dudas y que “la Autoridad Pesquera del Ecuador garantiza a los compradores de lomos y conservas de atún provenientes de Ecuador, que se cumplirán las normas europeas de origen priorizando la materia prima de flota nacional”.

La duda surgió cuando vieron que el documento que extendió, excepcionalmente, las preferencias SGP a Ecuador otro año, no aplica para la acumulación de origen. Es decir, no incluye el atún procesado en Ecuador cuya materia prima procede de esos países.

Y eso afecta a las conservas de atún, al fresco, al congelado y a todo lo que tenga relación con ese pescado azul. “Ecuador procesa unas 450.000 toneladas de atún al año, de las que 200.000 proceden de barcos con bandera ecuatoriana”, explica a EXPRESO Bruno Leone, presidente de la Cámara Nacional de Pesquería. El resto, de Asia (un 55 %) o países de la región (45 % ) como Panamá, El Salvador, Colombia, Perú…

Estos países ya gozan de un acuerdo con la UE que les garantiza el comercio libre de aranceles. Pero no son preferencias SGP y, por tanto, no podrían acogerse a la extensión de la que se beneficia Ecuador y deberían cancelar un 24 % de arancel.

A no ser que Ecuador y la UE pacten lo contrario, como permite el texto legal que extendió las preferencias. Con ese fin, la viceministra de Acuacultura y Pesca, Pilar del Rocío Proaño, viajó el sábado a Bruselas para negociar que las preferencias sí se apliquen a la acumulación de origen. “Sin ese acuerdo no vuelvo”, cuenta Leone que dijo Proaño antes de viajar. Y aún sigue allí.

 

 

Fuente: El Telégrafo | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here