El Proyecto de Ley orgánica para el Equilibrio de las Finanzas Públicas, que el Ejecutivo envió a la Asamblea Nacional, tiene como uno de sus objetivos principales mantener dólares circulando en el país y evitar la salida de divisas para proteger el sistema de dolarización y dinamizar la economía.

En el documento se propone que el Servicio de Rentas Internas (SRI), por medio del sistema nacional de pagos, hará una devolución del 2% del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en los productos que se adquieran con dinero electrónico y 1%, cuando las compras sean con tarjetas de crédito o débito.

Según Diego Martínez, gerente del Banco Central del Ecuador, la medida se redactó pensando en la sanidad de las finanzas públicas, por lo que el documento recoge las propuestas de sectores del gobierno y de los grupos financieros del país.

“Es un conjunto de incentivos que no son solo para dinero electrónico, sino que está ligado a todo sistema de pagos que no utiliza efectivo, esto se está haciendo en muchísimos países del mundo”, señaló a periodistas.

Explicó que lo que se hace es incentivar, tanto a las empresas como a los ciudadanos, a utilizar medios de pago electrónico, con el fin de acelerar la velocidad de circulación del dinero y así hacer frente al contexto económico en el que se encuentra el país, principalmente por la caída en los precios del petróleo, la devaluación de la moneda en los países vecinos, entre otros factores externos.

Además, se busca acelerar las transacciones, promover la demanda agregada y hacer un cambio en los hábitos de consumo de los ecuatorianos.

Martínez recalcó que el proyecto de ley establece que el uso de tarjetas de crédito no es obligatorio.

Leonardo Orlando, director del SRI, indicó que la normativa busca, entre otras cosas, “fortalecer el sistema de dolarización en el país, mantener el empleo y fomentar la producción nacional” para de ese modo optimizar y perfeccionar el sistema tributario y que este sea “más justo, solidario y redistributivo”.

El documento de 18 páginas también propone eliminar el Impuesto a la Salida de Divisas (ISD) para transacciones de hasta cinco mil dólares por consumos con tarjeta de crédito y débito en el exterior. En la actualidad, por cualquier transacción que se realice fuera del país con tarjeta de crédito o débito se paga el 5% del ISD.

También establece el pago del Impuesto a la Salida de Divisas por sumas superiores a los 1.098 dólares.

“Este impuesto se elimina por transacciones que consideramos que cubre la demanda mayoritaria de ecuatorianos que tienen la oportunidad de viajar al exterior y consumir”, manifestó Orlando en una rueda de prensa desarrollada en la capital.

Además indicó que existiría una rebaja en el anticipo del impuesto a la renta en las empresas que utilicen medios de pagos electrónicos tanto en sus ventas como en sus compras, mientras que para las microempresas se elimina el concepto de anticipo o impuesto mínimo.

“Es una política de equidad para que las microempresas mejoren sus niveles de liquidez y disminuyan su carga impositiva”, aclaró.

Por su parte, la asambleísta Ximena Ponce, del movimiento Alianza PAIS manifestó que es importante que en dolarización, los dólares se queden en el país, por ello se trabaja para fomentar que eso suceda.

“En una economía dolarizado tenemos muchas restricciones y tenemos que tomar decisiones cuando la situación económica regional y mundial nos expone a eso”, expresó.

El proyecto, que ingresó con el carácter de económico urgente, empezará a tramitarse a partir de este lunes en la comisión de Régimen Económico de la Asamblea Nacional y será aprobado o rechazado en un plazo máximo de 30 días.

 

 

 

Fuente: Andes | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here