Desde el Equipo Frutales de la EEA Cerro Azul-INTA Misiones, Argentina, siempre se mantuvo la plena convicción, apoyada por sólidos argumentos socio-económicos, de que la fruticultura es una de las actividades productivas con mayor potencial para impulsar el desarrollo rural en la provincia. Sin embargo, un conjunto de debilidades, no ajenas a otras actividades productivas, no han propiciado la consolidación de la fruticultura como una actividad productiva de escala, dice 70b369af-d077-4929-a3c3-1ccda214fdbcRodrigo Núñez, Ingeniero Agrónomo de INTA EEA Cerro Azul-Equipo Frutales, quien explicó a Portalfruticola.com, sobre el desarrollo de una planta piloto polivalente para el procesamiento de frutas que se está llevando a cabo en Misiones.

“Una de las debilidades observadas es el escaso impulso de la Agroindustria transformadora de frutas. Desde el Equipo entendemos que es fundamental que exista un crecimiento de la Agroindustria transformadora de frutas para acompañar el proceso de consolidación de una fruticultura competitiva”, señaló

A partir de esto, y en el marco de los objetivos institucionales,  surgió la necesidad de contar con un espacio físico (Planta Piloto) para innovar, desarrollar y transferir tecnologías relacionadas al procesamiento de frutas.

Rodrigo Núñez explicó que desde un principio se vio la necesidad de que además de contar con un espacio físico para desarrollar y transferir tecnologías, éste funcione para la formación de recursos humanos; un lugar en donde las pequeñas y medianas agroindustrias, instaladas o por instalarse, encuentren además del apoyo técnico, un cúmulo de experiencias relacionadas a otros temas de igual importancia como lo es la información de mercado, con la finalidad de colaborar en la materialización de sus proyectos con mayor seguridad de éxito, “en fin, un lugar que funcione como núcleo de desarrollo tecnológico para la agroindustria procesadora de frutas en la región”.

“Consideramos que la creación de la Planta Piloto tendrá un importante impacto Socio-Económico en la Región, ya que entendemos que a partir de la misma se sentarán las bases para el montaje de nuevas pequeñas y medianas agroindustrias del sector como unidades de negocio exitosas”, indicó.  De esta manera se generarían de forma directa nuevos puestos de trabajo. Asimismo, se debe considerar que el abastecimiento de la materia prima podría ser producido por un importante número de fruticultores, quienes podrían mejorar sus lazos a través de sus respectivas Cooperativas, o conformar nuevas asociaciones de productores, para acceder a mejores precios de venta, lo que repercutiría positivamente en sus ingresos.

“Por otra parte, los beneficios económicos directos implicarán de manera indirecta efectos positivos en toda la comunidad”, expresó.

Núñez, detalló queactualmente en la Planta Piloto se está trabajando sobre dos líneas de productos, las pulpas de fruta, y los jugos de fruta. En el caso de las pulpas se busca obtener productos estables para su conservación a temperatura ambiente. Para los mismos, se están utilizando envases flexibles tipo “doypack”, que permiten una fácil manipulación y mayor practicidad comparados con los que actualmente se encuentran en el mercado.

“Se debe destacar que los productos que se están desarrollando en la Planta Piloto son  completamente genuinos de cada variedad de fruta; esto es importante de mencionar ya que ciertas pulpas de fruta en el mercado nacional muchas veces no son lo que dicen ser”, comentó.

Señaló que, si bien aún quedan muchos factores por ajustar, ya se han obtenido resultados satisfactorios en relación a algunos productos (pulpa de maracuyá, ananá y uva).

Con respecto a los jugos de fruta, se está trabajando principalmente sobre el jugo de uva. Éste presenta características distintivas por obtenerse a partir de la especie Vitis labrusca, otorgando un mejor equilibrio de °Brix/acidez, mayor aroma y sabor en comparación con los obtenidos a partir de Vitis vinífera. Los jugos de uva obtenidos no tienen ningún aditivo ni conservante agregado, y presentan una vida útil mayor a los 12 meses.

Rodrigo mencionó  que el año participaron en el concurso Nacional Innovar con dos trabajos denominados: “Pulpas de fruta en envases flexible” y “Despulpadora Multi-Frutas”. Ambos trabajos quedaron seleccionados para el catálogo de dicho concurso. El primero de ellos era parte de los objetivos específicos del proyecto. El segundo fue un logro adicional que se obtuvo a partir de la necesidad de contar con una despulpadora versátil, que pueda procesar cualquier tipo de fruta, como maracuyá, mango, ananá, entre otras. “A partir de un modelo estándar, comenzamos a trabajar en conjunto con la Metalúrgica Industrial INDUNOX (Leandro N. Alem- Misiones), en el diseño y fabricación de una nueva despulpadora de frutas, cuya versatilidad y ventajas comparativas la hacen única en el mercado nacional actual”, detalló.

En el año 2009 con el apoyo de la Institución y el Gobierno Provincial, se construyó el edificio en donde funcionaría una Planta Piloto de Procesamiento de Frutas. Si bien se pudo terminar la construcción y adquirir cierta maquinaria, por falta de financiamiento la idea había quedado  paralizada. Fue a partir del año 2012, explicó Núñez, que el proyecto se pudo comenzar a materializar en su totalidad gracias al financiamiento y acompañamiento del Componente de Iniciativas de Transferencia de Innovación del PROSAP.

 

 

 

Fuente: Portal Fruticola | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here