Los productores de fruta del Alto Valle de Río Negro y Neuquén advierten de que la situación del sector empeorará con el aumento de los combustibles que se concretó en mayo. Según informaron ayer desde la Cámara de Productores de Allen, el nuevo valor disparó considerablemente el gasto en las chacras. En plena temporada poscosecha, los chacareros requieren 1.500 pesos por día solo en combustible para hacer funcionar sus tractores. A esto se le sumó el aumento de la electricidad, otro de los factores que inciden en el costo final de producción de manzanas y peras.
“Este nuevo aumento va a incidir mucho en el consumo. Utilizamos 100 litros por día en el tractor y a 15 pesos, serán 1.500 pesos diarios para trabajar normalmente y hacer las tareas como se deben realizar en una chacra. Es una locura. Los valores se han ido muy arriba”, indicó el presidente de la Cámara, Sebastián Hernández.
Hernández también especificó que la cosecha en el Alto Valle quedó por debajo respecto de años anteriores. El promedio por hectárea fue de 20.000 kilos, cuando los valores históricos son de 30.000.
Por otro lado, esta semana se reunió la Mesa Frutícola, que integran diversas cámaras de la provincia de Río Negro y Neuquén, para discutir un petitorio que le harán llegar al Gobierno de Mauricio Macri. Los productores pretenden que Nación impida el ingreso de manzana de Chile, lo que comenzaría a ocurrir después de julio cuando aminore la oferta de manzana de calidad baja y media de origen nacional. Sin embargo, hoy ya se consigue en Buenos Aires manzanas chilenas: el kilo cuesta 45 $. Desde hace unos años, Chile ha logrado niveles de producción de hasta 40.000 kilos de manzana por hectárea y con valores de producción más bajo debido al uso de maquinaria que reemplaza la mano de obra.
Fuente: Fresh Plaza| ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here