El mercado mundial de las frutas sigue creciendo sosteniblemente llegando a mover 110.000 millones de dólares en la gestión 2015, de los cuales América Latina representa un 21%, con un crecimiento del 2,5%. Es así que Bolivia, a pesar de incrementar sus exportaciones de frutas frescas, solo comercializa un 14% del total producido, pero tiene un gran potencial para expandir sus ventas en los mercados externos, así lo señala el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) en su estudio de mercado.
Se produce más de 1 millón de toneladas de frutas en Bolivia. Las exportaciones bolivianas de frutas frescas sumaron aproximadamente 45,8 millones de dólares equivalentes a 142.000 toneladas, las cuales tuvieron como principales destinos Argentina, Francia, México, Uruguay y Países Bajos, teniendo un importante crecimiento. Sin embargo, la producción supera el millón de toneladas, es decir que solo se exporta un 14% del total producido, mientras que el grueso se queda para el mercado nacional.
«El potencial de Bolivia para abastecer de frutas frescas al mundo podría ser amplio incluso con sus más de 1 millón de toneladas de producción de bananas, duraznos, mandarinas, naranjas, piñas y uvas reportados para el año agrícola 2014-2015. Sin embargo, estas frutas deben cumplir con los requisitos de calidad y cantidades principalmente para poder ser más competitivos en los mercados actuales de exportación y para nuevos mercados», señala Steven Magariños Terrazas, especialista en mercados del IBCE.
El experto destaca las exportaciones de bananas y otros tipos de plátanos, que alcanzaron más de 38 millones de dólares con un crecimiento del 7% con respecto al 2014, siendo que esta fruta tiene un registro de valores más altos en las frutas de exportación de Bolivia. Asimismo, los limones y las cortezas de esta fruta han mostrado un crecimiento en las estadísticas de exportaciones del 129% y 182%, respectivamente, siendo que la calidad producida y disponibilidad del producto han aportado en la apertura de nuevos mercados para esta fruta.
«En Bolivia, las bananas, los duraznos, las mandarinas, las naranjas, las piñas y las uvas destacan en el tamaño de su producción, por lo cual, estas tienen bastante potencial de exportación. Pero de la misma manera, frutas como el limón han mostrado un crecimiento prometedor. Los mercados más desarrollados son los que muestran más oportunidades y demandas crecientes paras las frutas tradicionales e incluso paras las frutas exóticas y regionales; principalmente, porque se valora en gran medida el potencial saludable que puedan tener y la diversificación de consumo que se puedan desarrollar», explica.
Según datos del IBCE, México, Brasil, Chile, Argentina, Venezuela, Colombia, Perú y Ecuador representan el 89% de las frutas exportadas por América Latina y el Caribe al mundo, mientras que Bolivia representa cerca del 1% de lo exportado como región latinoamericana.
Hay limitantes fitosanitarias en la exportación. Por su parte, Noé Morón, presidente de la Federación de Horticultores y Fruticultores de Santa Cruz (Fedehfrut), indicó que existe bastante producción de frutas en el país; sin embargo, como productores no pueden exportar debido a las barreras fitosanitarias de los países vecinos, la mayor parte de la producción se queda en el mercado interno.
«Solo conozco una empresa en Santa Cruz que exporta cítricos como es Totaí Citrus, pero los demás productores solo comercializamos las frutas al mercado interno. Hay barreras fitosanitarias como la mosca de la fruta o cancrosis en cítricos. Entonces lo que hace falta es abrir las procesadoras industriales tanto de cítricos y otras frutas, para así darle valor agregado al producto y tener más posibilidades de sacar el producto al mercado externo», dijo Morón.
Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here