La Administración General de Supervisión de Calidad, Inspección y Cuarentena de China (AQSIQ) ha llegado a un acuerdo con el Ministerio de Agricultura de Chile para transportar las frutas hacia China en buques de naves refrigeradas en un periodo de prueba desde el 1 de septiembre de 2016 al 31 de agosto de 2017.

Según lo que Rodrigo Astete, jefe División de Protección Agrícola y Forestal del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) comentó a Portalfruticola.com esta fue una solicitud que nace desde Chile y es un trabajo que se ha realizado en conjunto con el sector exportador, ya que “el beneficio está dado en que este tipo de envío debiera tener un menor costo de flete y el tiempo de viaje desde Chile a China debiera ser menor que el empleado en enviar un contenedor reefer, los cuales normalmente utilizan buques de línea que pueden realizar varias recaladas en su viaje al destino final”.

“Después de algunos años de negociación se obtuvo la autorización de parte de AQSIQ de China para poder embarcar fruta en bodegas de naves refrigeradas, directamente desde Chile a China. Hasta hoy, los embarques marítimos de frutas sólo se podían realizar en contenedores refrigerados”.

No obstante esta autorización tendrá un periodo de prueba desde el 1ero de septiembre de 2016 hasta el 31 de agosto de 2017. Luego de esta prueba, China evaluará los resultados de la experiencia y definirá si extiende la autorización para nuevos períodos o en forma indefinida.

“Es importante señalar que esta autorización es para embarcar fruta en bodega de nave y no está limitada o circunscrita a una especie frutal específica. No obstante ello, con el sector exportador se ha analizado que las especies con más opciones de utilizar esta alternativa de embarque son la palta y la cereza, y por este motivo se definió que el período de prueba se iniciara en septiembre próximo”, comenta el jefe de la División de Protección Agrícola y Forestal SAG.

Las cerezas serían la fruta más beneficiadas

Hablamos también con Kurt Huang, gerente general de Shanghai Oheng Import & Export CO. quien comenta que debido a que el Año Nuevo Chino esté año se adelantará casi 10 días (el 2016 se celebró a partir del 8 de febrero y este 2017 comenzará el 28 de enero), por lo que la fruta debe llegar antes y en buen estado.

Las cerezas tienen que llegar al mercado al por mayor , al menos, una semana antes del Año Nuevo Chino, de lo contrario no hay tiempo para vender. El tiempo máximo para el envío es a mediados de diciembre, por lo que los tiempos estarán muy ajustados”, dice Huang.

Huang también agrega que “debido a que sólo una pequeña proporción de la carga en los buques portacontenedores tienen cargamentos refrigerados, es poco probable que las compañías de transporte cambien toda la ruta (para acelerar las cosas) sólo por pequeños volúmenes, así que un buque frigorífico sería mucho más flexible. A pesar de que el costo promedio sería relativamente alto, el rendimiento del mercado sería suficiente para cubrir los costos”.

En cuanto a si esta nueva opción se utiliza para enviar las cerezas, todavía no está muy claro, pero sin duda es una nueva opción.

Otras formas de reducir el tiempo de tránsito

Hablando de los buques portacontenedores, Huang comenta que este año, los buques de Hamburgo Süd fueron relativamente rápidos. “Ellos partieron de Valparaiso a Keelung, y para Hong Kong en 28 días. Pero a Shanghai, la mayoría de los barcos llegaron en 30 a 34 días. Si hay congestión en los puertos o mal tiempo, se retrasan aún más”.

“Debido a las rutas establecidas por las compañías navieras, el volumen de Shanghai se redujo significativamente, especialmente en cerezas. La mayoría de las frutas chilenas llegaron a Hong Kong y se descargaron allí. Así que estamos trabajando en ver la forma de reducir el tiempo de tránsito con las compañías navieras”.

“Hemos estado hablando con Cosco para reducir el tiempo de tránsito a menos de 30 días con portacontenedores. Nuestro plan actual es enviar desde Chile a Keelung (Taiwán) y luego cambiar el barco, y el envío a Ningbo. Ningbo es un puerto designado para las frutas importadas y es sólo 200 millas de distancia de Shanghai. Así que podemos despejar aduana en Ningbo y luego transportarlas por carretera a Shanghai. Todo esto es una idea, ya que todavía tenemos que discutir esto con los exportadores para ver si es conveniente para ellos”, concluye Huang.

Fuente: Portal Fruticola | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here