El Comité Nacional para el Estudio Regional del Fenómeno El Niño (ERFEN) estudia la posibilidad de que a partir del segundo trimestre se presenten condiciones de disminución de la temperatura del mar que favorezcan la incidencia del fenómeno La Niña en la costa de Ecuador.

“Las predicciones de temperatura superficial del mar en el Pacífico ecuatorial mantienen la tendencia a disminuir, proyectándose condiciones normales para junio y julio; sin embargo, podrían presentarse condiciones negativas durante el segundo trimestre del año, lo que aumenta la posibilidad de un evento La Niña”, destaca el informe del Comité reunido este jueves.

La Niña es un fenómeno climático que forma parte de un ciclo natural global del clima conocido como El Niño-Oscilación del Sur (ENSO). Este ciclo global tiene dos extremos: una fase cálida conocida como El Niño y una fase fría, conocida como La Niña.

A este último evento se le asocian condiciones más secas respecto a lo normal sobre la parte centro-ecuatorial del océano Pacífico, lo que afecta la agricultura y la pesca.

De hecho, el Comité prevé que de continuar el descenso de las anomalías frente a las costas de Ecuador se prevé que las capturas de peces pelágicos pequeños, como la macarela, botella, jurel, entre otros, cambien en su volumen de producción.

Según el último monitoreo realizado por las instituciones que conforman el ERFEN, se prevé para finales de mayo e inicios de junio el comienzo de la época seca en la región Litoral ecuatoriana, aunque durante este periodo no se descartan precipitaciones puntuales, especialmente en las estribaciones de la cordillera norte y occidental.

Para las islas Galápagos se pronostican lluvias de intensidad débil, agrega el reporte del organismo especializado, que indicó que continuarán examinando las condiciones océano-atmosféricas para determinar la evolución de un probable evento como La Niña.

Oleaje y aguaje

Por otro lado, el Instituto Oceanográfico de la Armada (Inocar) informó que desde este viernes hasta este martes 24 coincidirán en la costa ecuatoriana periodos de aguaje y oleaje, por lo que se recomienda precaución a los bañistas y usuarios de embarcaciones.

“Por las características  de las olas, y el período de aguaje de estos días, en la zona costera se prevé un mar moderado. En algunas playas, es posible la formación de corrientes de resaca y mayor transporte de sedimentos”, indica un comunicado del Inocar.

El organismo de la Armada recomienda estar atentos a las señales y avisos emitidos por los organismos de control y a quienes efectúan actividades en embarcaciones pequeñas, utilizar implementos de seguridad, especialmente chalecos salvavidas y equipos de comunicación.

 

 

 

 

Fuente: Andes | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here