Comida procesada, vestimenta, tecnología, servicios profesionales son solo ejemplos de los que subirán.

Los aparatos electrónicos serían algunos de los productos que más evidencien el incremento del Impuesto al Valor Agregado (IVA) al 14%, en vigencia desde el primero de junio próximo. Un ejemplo son los artículos de línea blanca, como refrigeradores, licuadoras y lavadoras.
Por ejemplo, una refrigeradora valorada en 1.070 dólares sin incluir IVA, sumando el 12% del impuesto pasaría de venderse en 1.198 a 1.219 dólares. Ese sería el precio de pago en efectivo.
“Parece pocao, son apenas 21 dólares. Pero yo no puedo pagar en efectivo. Pago con tarjeta de crédito y esos 21 dólares, a la cuenta final, me van a sumar los intereses”, dijo a La Hora Cristina Egas, mientras preguntaba precios en un almacén del centro de Quito.
Uno de los productos más solicitados son los televisores. Para hacer una relación de precios, en el mercado se pueden encontrar aparatos de 32 pulgadas en 569 dólares; de 43 pulgadas, en 971 y una tele de 50 pulgadas se puede comprar por 1.085 dólares. Fijado el 14% de IVA, pasarían a costar 649, 1.007 y 1.237 dólares, respectivamente.

 

Una laptop que ahora se puede encontrar por 1.162 dólares, incluido el 12% de IVA, con el incremento del impuesto costaría 1.183. Asimismo, una computadora de escritorio pasaría de costar 817 a 832 dólares, sin incluir el monitor.

En cuanto a la vestimenta, un par de zapatos que, por ejemplo, cueste entre 50 y 70 dólares tendría un incremento de entre 0,89 centavos y 1,25 dólares. Un pantalón jean de 55 dólares subiría a 55,98 dólares.

Si lo que busca es un traje formal, hay opciones desde los 220 dólares, pero ahora costaría 229 dólares. Y una camisa que haga juego, pasaría de 45 dólares a 45,80.

 

 

 

Fuente: La Hora | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here