Con un día de campo inició la cosecha de papa variedad súper chola entregada por el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP) a más de 200 beneficiarios de la provincia del Azuay.

En el día de campo participaron alrededor de 30 personas de diversos cantones del Azuay, quienes se reunieron en la parroquia Dugdug, cantón Paute, junto a técnicos y autoridades de la institución, donde compararon rendimiento de la cosecha en cada uno de los cantones beneficiarios.

Emma Mora Andrade, directora Provincial del MAGAP en Azuay, informó que hace aproximadamente seis meses el MAGAP entregó un total de 321 sacos de 45 kilos de semilla certificada de papa súper chola a productores que reciben asesoría técnica por parte de la cartera de Estado. El volumen total equivalió a 13 hectáreas de este cultivo.

Las experiencias más productivas fueron las de las parroquias Shaglly, del cantón Santa Isabel, y la parroquia Dugdug, del cantón Paute, donde se estima un rendimiento promedio de 20 quintales por hectárea, dando un total aproximado de 4 mil quintales a cosechar, en la provincia, con un precio promedio de 20 dólares en el mercado.

En el día de campo se realizó la práctica de selección de la papa que cumpla con ciertas características para ser destinada como semilla. Además, las organizaciones beneficiarias realizan un fondo productivo que les servirá para establecer parcelas de papa de esta variedad.

José Guillermo, productor de la parroquia Dugdug, del cantón Paute, consideró un éxito la cosecha de papa de esta variedad e indicó que ellos comercializan directamente su producción en la Feria de Productores de la Agricultura Familiar Campesina, establecida recientemente por el MAGAP.

Además de semilla e insumos, las 200 familias beneficiarias reciben asistencia técnica y seguimiento permanente para el establecimiento y manejo de las plantaciones. Representa una inversión aproximada de 30 mil dólares por parte del Gobierno Nacional.

Con el establecimiento de estas parcelas se espera un beneficio de más del doble de la inversión para los pequeños productores agrícolas. Además los cultivos de papa cuentan con una póliza de seguro agrícola del MAGAP, que subsidia el 60% del valor del seguro.

Miguel Fernández, uno de los productores participantes del día de campo e intercambio de experiencias, dijo que “con esta cosecha estoy muy ilusionado; vamos a ofertar un producto muy sano para los consumidores de la ciudad”.

La semilla entregada por el MAGAP fue producida en la Estación Santa Catalina del Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (INIAP), en la provincia del Pichincha.

Fuente: MAGAP | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here