La cosecha de albaricoque de 2015 en California ha sido pésima; sin embargo, este año las cosas tienen buena pinta y la fruta ya está llegando a las tiendas y los mercados agrícolas.
«Este cultivo parece bueno», afirma Bill Ferriera, presidente de la Asociación de Productores de Albaricoques de Turlock, California. «Nos hemos recuperado de la temporada cortísima que tuvimos el año pasado. Esta temporada parece más normal. Las variedades más tempranas comenzaron a cosecharse la última semana de abril».
El año 2015 fue un fiasco para esta demandada fruta.
«Fue la cosecha más corta que se ha registrado en California», explica Ferriera. «Cosechamos 35.000 toneladas. En un año normal como 2014, cosechamos 55.500 toneladas».
Producida sobre todo en los condados de Stanislaus, San Joaquín y Merced, la cosecha de California representa alrededor del 98% de todos los albaricoques producidos en Estados Unidos.
La cosecha de este año debería superar la marca de las 50.000 toneladas, con fruta suficiente para abastecer a los conserveros, fabricantes de zumos y de alimentos para bebés, además de a las fruterías.
No fue así la primavera pasada, cuando los árboles mostraban señales de estrés. La prolongada sequía de California causó parte de esa aflicción, pero el auténtico problema fueron las noches calurosas, según Ferriera.
«Los árboles no tuvieron suficientes horas de frío (por debajo de los 7 ºC)», explica. «Los albaricoques necesitan entre 800 y 1.000 horas de frío, y no recibieron ni la mitad. Los árboles no descansaron como deberían [durante su dormancia], así que, cuando llegó la primavera, no les salieron las flores. Con la sequía, los árboles ya estaban estresados, pero la falta de horas de frío lo empeoró».
Si no hay flores, no hay frutos, lo que muchos agricultores experimentaron la primavera pasada en sus huertos, añade. «Incluso este invierno ha sido bastante cálido, pero hemos tenido suficiente frío para que haya una buena floración y un buen cuajado. Simplemente, no hace tanto frío como antes».
Esa falta de frío podría provocar más cambios en los huertos. La variedad de albaricoque Patterson, que es la que necesita más horas de frío, representa el 80% del mercado total.
Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here