En 2014, Preferred Produce ganó un contrato de 20 millones de dólares para cultivar de forma comercial lechuga romana kósher en Nuevo México, lo que la convirtió en la primera empresa en hacerlo fuera de Israel. Estas instalaciones de invernaderos ecológicos, a unos 11 kilómetros al norte de Colombus, lleva desde 2011 produciendo frutas y hortalizas ecológicas frescas que distribuye a todas las tiendas de Whole Food Stores de Nuevo México y a través de La Montanita Co-op.
Tras el logro de dicho contrato, el fundador y copropietario de la empresa, Matthew Stong, empezó a hacer planes para ampliar rápidamente las instalaciones y así poder satisfacer pedidos valorados en 4 millones de dólares anuales en lechuga kósher para su distribuidor de la costa este en los cinco años siguientes.
Si la compañía lo logra, el contrato será para 40 años y se ampliará a otros productos como espinaca, eneldo y fresas.
Que un producto sea kósher significa que es apto para el consumo según la ley de alimentación judía.
En el caso de los productos de Preferred Produce, significa que no pueden tener contacto con los insectos, a excepción de dos tipos de langosta, escarabajos, grillos y saltamontes.
Para satisfacer el contrato y la creciente demanda de las hortalizas ecológicas de sus instalaciones, la compañía va a multiplicar cinco o seis veces su tamaño, de un total de 1,2 hectáreas.
La compañía espera lograr ventas por 4 millones de dólares este año, mientras que el año pasado generó menos de un millón. Para 2017, prevé ingresos de casi 12 millones de dólares. Además, triplicará sus 34 empleos actuales para junio.
Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here