Después de la temporada pasada, en la que una cosecha escasa en todo el mundo dieron lugar a un mercado fuerte para el ajo en EE. UU., los cargamentos de ajos de México han comenzado a socavar los precios actuales. Aunque a la temporada de California aún le queda al menos un mes para los volúmenes sustanciales, los precios deberían seguir reduciéndose hasta entonces.
«Todo fue escaso el año pasado, así que los precios de los ajos empezaron un poco altos», explica Kian Fattahi, de Global Farms Enterprises, en Los Ángeles, California. «Sin embargo, ahora hay más ajos mexicanos disponibles y los exportadores querrán mover ese producto antes de que el ajo de California esté listo, así que prevemos un ajuste de los precios». Cuando el producto de California esté disponible, los consumidores tenderán a preferirlo antes que las importaciones mexicanas. Por eso, la cosecha mexicana no afecta demasiado a la de California.
Los precios de los ajos han sido altos este año porque China, Argentina y España han tenido cosechas escasas en 2016. China todavía está vendiendo su cosecha antigua, aunque están haciendo la transición a la oferta nueva. México está redoblando su producción, así que las importaciones mexicanas deberían reducir los precios de camino a los meses de verano. De cómo se desarrolle la temporada de California depende que esta tendencia continúe durante el verano.
«La superficie plantada en California este año es parecida a la del año pasado», señala Fattahi. «La producción del año pasado fue mala simplemente por las condiciones meteorológicas. Desde mi experiencia, la demanda de ajos permanece igual, así que los precios dependen de la oferta. El año pasado fue excepcional porque había escasez de todo, así que veremos si las condiciones meteorológicas cooperan y derivan en una buena producción en California esta temporada».
Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here