Se espera que la solución llegue en dos meses con efectos retroactivos.

El atún que procesa Ecuador con materia prima de otros países estaba bloqueado en su camino a la Unión Europea desde hace unas semanas, como contó EXPRESO. Los importadores europeos, los exportadores ecuatorianos y las autoridades de ambas partes se dieron cuenta hace un mes que la extensión de preferencias arancelarias concedida por la UE a Ecuador en diciembre de 2014 no hacía mención expresa a la acumulación de origen y, por tanto, no podían beneficiarse de la exención de aranceles.

Entonces, decidieron paralizar los envíos de atún con cúmulo de origen. Pero el problema ya está en vías de solución.

Las autoridades europeas se comprometieron con Ecuador a introducir la mención que hace falta para que las preferencias se apliquen al atún que procesa Ecuador, pese a que el pescado venga de países con quienes ya no rigen esos beneficios porque ya tienen acuerdo comercial con Europa.

Se estima que en un plazo de dos meses, la acumulación de origen tendrá las mismas prerrogativas para entrar a la Unión Europea que el atún 100 % ecuatoriano (pescado por barcos con bandera nacional y procesado en el país).

“Es un tema que se les pasó a todos, pero son trámites burocráticos. Europa es un bloque de 27 países, pero le han ofrecido a la ministra que lo van a resolver”, aclara Bruno Leone, presidente de la Cámara Nacional de Pesquería.

“Hoy por hoy, no puede haber cúmulo de origen hasta que no quede resuelto el tema. Se calcula que resolverán en un par de meses”, precisa Leone, quien considera que “es el tiempo que toma tramitar un adendum necesario para que se pueda habilitar el cúmulo de origen en esta extensión de preferencias del SGP que tiene el Ecuador”.

Pero dos meses no son motivo de preocupación para el sector, según Leone. Normalmente, las compañías compran pescado, procesan y van haciendo un inventario para exportar. Dos meses no es tampoco un tiempo que puede complicar las cosas, pero tiene que resolverse sin duda”, razona. Además, se espera que la UE aplique la solución con efectos retroactivos.

Entre tanto, los exportadores de atún ecuatoriano tendrán que limitarse a enviar producto puramente nacional que, según cálculos de la cámara, es casi la mitad (200.000 toneladas) de las 450.000 toneladas de atún que procesa el país al año. De la otra mitad (250.000) que se procesa con materia prima de otros países, un 45 % se beneficiaría de esa extensión de las preferencias, ya que procede de países vecinos. El resto llega desde Asia.

Fuente: Expreso | El Productor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here