En la inauguración del puente sobre el río Mira, ubicado entre las comunidades Rocafuerte y Chinambí, de las parroquias La Carolina y Jacinto Jijón y Caamaño, de las provincias Imbabura y Carchi, los líderes de la zona evocaron a sus antepasados. Con nostalgia recordaron que hace 50 años se inició la lucha para que se haga realidad esta obra, hasta que por fin lograron su objetivo, gracias a las presentes administraciones de las prefecturas de las dos provincias.

“Somos los hijos, los nietos y bisnietos quienes ahora celebramos la dicha de contar con este puente. Muchos de los que iniciaron la gestión ya ni siquiera están vivos, por eso rendimos homenaje a quienes lucharon incansablemente, convencidos de la importancia de contar con una infraestructura adecuada para la movilización entre las comunidades de esta localidad”, dijo en tono emocionado Silvio Lara, presidente del Comité Proconstrucción del Puente.

El dirigente, identificado como otra de las personalidades que no decayó en el propósito de conseguir la atención de los organismos gubernamentales para este objetivo, destacó la decisión de los prefectos Pablo Jurado y Guillermo Herrera, de las provincias Imbabura y Carchi, respectivamente, de poner fin a su clamor y dar paso a las inversiones compartidas que posibilitaron llevar a cabo la construcción del puente de 74 metros luz, mediante una inversión de 628 mil dólares.

“Cuando las dos autoridades asumieron la función en los gobiernos provinciales consideramos que el viento y la marea estaba a nuestro favor. A partir de allí retomamos la gestión y encontramos una respuesta positiva. Primero el prefecto Pablo Jurado se comprometió a invertir el 50% del costo y luego, sin dudarlo, su similar del Carchi, Guillermo Herrera, oficializó cubrir el resto, con lo cual se pudo concretar esta tarea que beneficia a todos los habitantes de la Cuenca del Río Mira”, sostuvo Lara.
Festejo

La inauguración del moderno puente, de hormigón armado, se llevó a cabo el sábado, en medio de una gran fiesta. Acudieron los moradores de Río Verde, La Florida, Cachaquito, San Patricio, Chinambí, San Jacinto, La Pradera, Parambas, El Cedral, Caliche, Santa Marianita, Rocafuerte y San Pedro de Collapí, que usualmente transitan por este sitio.

Ellos fueron testigos del abrazo, estrechón de manos e intercambio de banderas de los prefectos de las provincias norteñas, en señal de que mantienen firme la voluntad de trabajar en forma conjunta para consolidar la integración social y económica de la zona.

San Patricio, comunidad localizada en la parroquia Jacinto Jijón y Caamaño del cantón Mira, acogió a la comitiva. En el lugar se realizó el acto especial en el que los pobladores dieron rienda suelta a su alegría. Entregaron placas de reconocimiento, productos cultivados en sus tierras y aprovecharon para pedir que así como ahora se sigan manteniendo acuerdos formales para impulsar acciones que traen consigo el desarrollo de los sectores más apartados.

 

 

 

Fuente: La Hora | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here