Los agricultores manabitas que se dedican a la siembra de maíz podrán vender su producción a la empresa pública Unidad Nacional de Almacenamiento (UNA EP), confirmó la entidad.
La absorción de la cosecha se efectuará en los centros de acopio de los gremios agrícolas, porque la planta de silos fijos de la UNA EP en Portoviejo, Manabí, quedó inhabilitada para receptar y almacenar granos, luego del terremoto del pasado 16 de abril.
Por lo menos, la UNA EP comprará 25.000 toneladas métricas (TM) de maíz amarillo duro y 2.000 TM de arroz pilado, conforme lo coordinado con la Subsecretaría de Comercialización del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap), informó Mao Lam, gerente de la UNA EP.
Los beneficiados están coordinados por el Proyecto Nacional de Innovación Tecnológica Participativa y Productividad Agrícola (PITPPA) del Magap y pertenecen a los cantones Chone, Rocafuerte, Jipijapa, Junín, Paján, entre otros.
La Asociación Agropecuaria 27 de Junio, en Jipijapa, forma parte de este grupo. Cincuenta y dos socios activos están listos para cosechar sus parcelas y adquirir la de otros productores de la zona sur de la provincia, hasta culminar el verano, informó Joffre Quimís, coordinador de la asociación.
“Estamos en capacidad de captar unos 35.000 quintales de maíz, de los cuales tenemos previsto colocar 15.000 en la UNA EP. Esta es una gran ayuda para los pequeños agricultores”, comentó.
El gerente de la UNA EP explicó que la metodología de trabajo consiste en que las asociaciones compran maíz a los pequeños productores y, por su parte, la empresa pública adquiere esa cosecha a las asociaciones a un precio mínimo de sustentación ($ 14,9) por cada quintal que tenga el 13% de humedad y 1% de impurezas.
“Al quedar los silos metálicos destruidos por el terremoto, habilitaremos los silos bolsa para el almacenamiento del producto”, agregó el gerente Lam.

Fuente: El Telégrafo | El Productor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here