Se espera que el cambio climático aumente la intensidad y frecuencia de las sequías en el Caribe, por lo que los países deben mejorar sus capacidades para hacer frente a este y otros problemas relacionados con el clima, para garantizar la seguridad alimentaria y la erradicación del hambre”, señaló hoy la FAO.
El Caribe se enfrenta a importantes desafíos en términos de sequía, según un nuevo estudio de la FAO. La región ya sufre episodios anuales similares a la sequía, y a menudo la baja disponibilidad de agua impacta la agricultura y los recursos hídricos, generando además un número significativo de incendios forestales.
El Caribe también experimenta estaciones secas intensas, especialmente en años con El Niño. Aunque sus impactos son generalmente compensados por la siguiente temporada de lluvias, las estaciones húmedas a menudo terminan temprano y las estaciones secas duran más, con el resultado de que la precipitación anual es menor a la esperada.
Siete de los 36 países con mayor escasez de agua del mundo son parte del Caribe, y Barbados está entre los diez más escasos. La FAO define países como “escasos de agua” a Barbados, Antigua y Barbuda y Saint Kitts y Nevis, ya que tienen menos de 1000 m³ recursos de agua dulce per cápita.
«La sequía es la causa más común de la escasez grave de alimentos en los países en desarrollo, por lo que esta es una cuestión clave para la seguridad alimentaria del Caribe», dijo Deep Ford, Coordinador Regional de la FAO en el Caribe.
Los impactos de la sequía sobre la agricultura y la seguridad alimentaria
Con las sequías volviéndose cada vez más estacionales en el Caribe, la agricultura es el sector que será más afectado, con graves consecuencias económicas y sociales.
Esto es particularmente importante, ya que la mayoría de la agricultura del Caribe es de secano. Con el uso cada vez más generalizado del riego en el Caribe, el suministro de agua dulce de los países será cada vez más importante.
La sequía puede afectar al sector agrícola de varias maneras, mediante la reducción de los rendimientos de los cultivos y la productividad. Un período de sequía de tan sólo 7-10 días puede resultar en una reducción de rendimientos, influyendo las condiciones de vida de los agricultores.
Los agricultores, y en particular los pequeños agricultores, son vulnerables a la sequía. La falta de precipitaciones amenaza sus medios de vida si sus cultivos son de secano, mientras que los bajos niveles de agua aumentan sus costos de producción debido a que tienen que aumentar la irrigación.
Los pobres son vulnerables, ya que a menudo las sequías se asocian a aumentos de los precios de los alimentos.  El agua desalinizada, más cara, se vuelve una fuente de suministro de agua cada vez más importante en el Caribe, y representa hasta el 70% del suministro en Antigua y Barbuda, lo que puede afectar significativamente a los pobres.
Las comunidades rurales son vulnerables, ya que sus redes de agua son golpeadas de manera más fuerte durante la sequía, mientras que los niños están en mayor riesgo de abastecimiento inadecuado de agua en episodios de sequía.
Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here