Ecuador registró en 2015 un nuevo récord histórico en las entradas de Inversión Extranjera Directa (IED) con un incremento del 37% frente a lo registrado en 2014, informó este miércoles la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en la presentación del informe anual sobre esta materia.

El año pasado ingresaron 1.060 millones de dólares del extranjero, principalmente, destinados al sector petrolero (32%), que disminuyó por el impacto de la caída del precio del petróleo, y a la industria manufacturera (24%).

El país que más IED reportó fue Estados Unidos con un 18% del total, y a corta distancia le siguen el Perú y China, con un 16% y un 9%, respectivamente.

Aunque el promedio de entradas es bajo, con relación a otros países de América Latina y el Caribe, el país andino muestra un incremento sostenido desde 2010 cuando registraba 165 millones de inversión extranjera directa. Para 2011 esa cifra subió a 644 millones de dólares, en 2013, a 727 millones de dólares y en 2014 se situó en 773 millones.Para 2016, el panorama es alentador debido a que el gobierno del Ecuador espera obtener alrededor de 500 millones de dólares de inversión en minería y hasta 1.500 millones de dólares en 2017.

Además, se suma una inversión de 4.900 millones de dólares de la petrolera francesa Schlumberger que en diciembre pasado suscribió un contrato de servicios específicos para optimizar e incrementar en unos 20.000 barriles la producción diaria del campo Auca, también conocido como Bloque 61.  La inversión inicial es de 1.000 mil millones.

La firma, que operará junto con la estatal Petroamazonas EP, también asumirá 1.800 millones de dólares de los costos operativos en un período de 20 años.

En este mes, Ecuador también firmó el contrato de concesión con la Empresa DP World para el desarrollo del Puerto de Aguas Profundas Posorja, una obra que pone al país a la vanguardia en materia portuaria  y constituye un enlace para el comercio exterior.

El contrato, que contempla una inversión de 1.200 millones de dólares, se enmarca en la Ley de Alianzas Público- Privadas, vigente desde diciembre de 2015, y cuyo objetivo es atraer la inversión extranjera en proyectos estratégicos.

Durante la firma de este acuerdo, el jefe de Estado Rafael Correa indicó que se trata de una de las inversiones extranjeras más importantes que ha recibido el Ecuador, y que significará ingresos por 3.500 millones solo por impuestos y pago de la concesión.

Otras inversiones similares se prevén para los puertos Bolívar y Manta, para lo cual se avanzan negociaciones con las empresas Jilport (Turquía) y Agunsa (Chile), respectivamente, según había informado el ministro  de Transporte y Obras Públicas, Walter Solís.

Así mismo, el ministro de Sectores Estratégicos, anunció en días pasados a Andes sobre la construcción del megaproyecto hidroeléctrico Cardenillo en la zona austral del país con la participación de inversores privados de Europa y Asia que bordearía los 1.000  millones de dólares.    

Con base en la Ley de Alianzas Público – Privadas el gobierno ecuatoriano promociona un catálogo de Inversiones en Sectores Estratégicos que asciende a 37 mil millones de dólares en exploración y explotación de petróleo, construcción de una refinería para productos petroquímicos, plantas de producción de acero y aluminio, construcción de astilleros navales, planta de pulpa de papel, proyectos mineros de producción de oro, plata, cobre, molibdeno, arenas preciosas; proyectos de energía alternativa eólica, solar, de biomasa,  entre otras.

Para los próximos tres años, el Gobierno prevé ejecutar bajo esta modalidad 576 millones de dólares en infraestructura portuaria, 1,737 millones en vialidad y 831 millones en vivienda social.

La normativa, aprobada en diciembre de 2015, establece incentivos tributarios como la exoneración del pago del Impuesto a la Renta durante diez años, del impuesto a la Salida de Divisas en importaciones de bienes y servicios, giros al extranjero por proyecto; y del tributos del Impuesto Comercio Exterior en zonas de empleo y desarrollo económico.

Además, promueve el financiamiento productivo procedente del extranjero que permita desarrollar, incrementar o implementar inversiones. Los pagos de intereses originados por financiamiento también están exentos del pago del Impuesto a Salida de Divisas y aquellas obligaciones generadas por el interés de financiamiento externo serán deducibles para el pago del Impuesto a la Renta.

Principales operaciones de inversión en 2015

Según el informe de la Cepal, entre las fusiones y adquisiciones transfronterizas más importantes concluidas en 2015,  destaca la compra del 64% de la Unión Cementera Nacional (UCEM) por la empresa peruana Cementos Yura, parte del Grupo Gloria, por unos 230 millones de dólares.

Además, en ese año la empresa colombiana de gestión y desarrollo de infraestructuras Grupo Odinsa tomó el control de la concesionaria del Aeropuerto Mariscal Sucre de Quito (Corporación Quiport) mediante la compra del 46% que pertenecía a la canadiense Aecon Group, por 232 millones de dólares.

Por último, destaca el estudio, la mexicana Sigma Alimentos, perteneciente al Grupo Alfa, adquirió la empresa Elaborados Cárnicos (ECARNI) del Ecuador, dedicada a la producción y comercialización de carnes frías. Esta compra se suma a la adquisición de la empresa de embutidos Juris por parte de Sigma Alimentos en noviembre de 2014.

 

 

Fuente: Andes | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here