México apenas produce cerezas, ya que su clima no es adecuado para su cultivo, pero la demanda de cerezas en el país ha aumentado a causa de sus beneficios para la salud. Una de las regiones de cultivo desde donde se importan cerezas es el noroeste de Estados Unidos. “La temporada alta de las cerezas es en verano”, comenta Juan Carlos Moreira, de Earth Trade Solutions, representantes en México y Centroamérica de la Comisión de Manzanas de Washington, Comisión de Cerezas del Noroeste y Chabacanos de Washington. “Las cerezas del noroeste de Estados Unidos están disponibles en junio, julio y agosto. Las primeras estarán disponibles en mayo”, explica.

“En México no tenemos el clima para cultivar cerezas. Sí que hay una pequeña producción de cerezas en México, de unas 10.000 cajas de 5 kg, pero se trata de una cantidad muy pequeña comparada con la del noroeste de Estados Unidos, que produce unos 20 millones de cajas, y California, que puede producir entre 5 y 10 millones de cajas”, compara Moreira.

Según Moreira, las cerezas producidas en los estados del noroeste de EE. UU., como Washington, Idaho, Montana y Oregón, tienen condiciones de cultivo excelentes. Además, la región posee la infraestructura necesaria para clasificarlas por tamaños y calidades, lo que les permite comercializarlas en distintos mercados.

El mercado mexicano de las cerezas está creciendo. “Ahora los consumidores mexicanos conocen las cerezas. Nos ha llevado entre 5 y 7 años desarrollar este mercado. En 2015, importamos del noroeste unas 230.000 cajas de cerezas, mientras que, el año pasado, importamos a México unas 130.000 cajas. En los años anteriores, fluctuaban entre 70.000 y 120.000 cajas”, calcula Moreira, y prevé que la tendencia continuará durante los próximos años.

Sin embargo, reconoce que no hay nada escrito: “Es un producto volátil que puede verse afectado por el clima, la lluvia y el calor. La disponibilidad del producto puede verse afectada, aunque ahora mismo creemos que será una temporada normal; hubo algo de lluvia hace unas semanas, que no afectó a la producción. En California, sí. La producción de cerezas del noroeste deberían ser buena, con volúmenes disponibles para México”.

“En el mercado mexicano se observan tendencias. Los consumidores piden productos saludables. Las cerezas son ricas en flavonoides y antioxidantes, y son muy buenas para la salud por muchos motivos. La gente es más consciente de su salud y de lo que come, y demanda este tipo de productos”, concluye.

 

 

 

Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here