El Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), puso en marcha el Laboratorio de Teledetección CAPRA, cuyo objetivo será generar información actualizada acerca de la superficie y la demanda de riego utilizando imágenes satelitales. El proyecto se está llevando a cabo en una zona piloto de la Cuenca del Valle del Elqui, situado en la IV Región de Chile. 

Portalfruticola.com, conversó con Magali Odi, una de las investigadoras del proyecto, quien nos explicó en qué consiste.

“El proyecto está enfocado a la baja disponibilidad de agua para el riego, que ya es una condición normal en casi todo el país. Pensando, en que la agricultura es el rubro que más porcentaje de agua utiliza, mayor responsabilidad tiene de usar el recurso de manera eficiente”, explicó.

Otra de las razones por las que se propone este proyecto, es que en general, los productores agrícolas no tienen una metodología para estimar las necesidades de riego.  “En la IV Región se encuentran agricultores quizás de uva de mesa que riegan con volúmenes de 6 mil metros cúbicos por hectárea hasta 15 mil metros cúbicos por hectárea, entonces la variabilidad es muy amplia”, indicó.

La información que se ofrece es gratuita, y utiliza imágenes de los sensores Landsat de la NASA, las cuales se descargan desde la página web del USDA, donde ya están disponibles.

Odi explicó que este proyecto está basado en imágenes de satélites y la resolución de la imagen es de 30 metros, es decir la unidad más pequeña que se puede observar es de 30×30 metros. “En general, trabajamos con superficies mínimas de una hectárea”.

La virtud de la teledetección es que permite acercarse a la cubierta vegetal de los cultivos con los ojos del satélite y ver cuánta agua requieren para su desarrollo. El sistema trabaja con diferentes escalas de integración ya que permite supervisar grandes áreas del territorio con un alto nivel de detalle.

El trabajo, además, se puede apoyar con imágenes de drones, por lo que dependiendo de la finalidad de lo que se quiera revisar, se puede elegir entre imágenes satelitales o de un dron, que ofrece imágenes con resoluciones de hasta 5 centímetros.

La metodología base del proyecto consiste en un balance de agua en el suelo en la zona donde están las raíces, lo que es asistido por información de satélite. Bajo ese aspecto, esta metodología es adecuada para implementarla en cualquier zona del país.

Hasta el momento, se ha llevado a cabo en la VII Región con la Universidad de Talca y actualmente en la Cuenca del Valle del Elqui.

El proyecto está siendo financiado por el Gobierno Regional de Coquimbo en la zona piloto de la Cuenca del Elqui.

 

 

Fuente: Portal Fruticola | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here