Las intensas lluvias que los últimos meses fueron registradas en la Amazonia ecuatoriana ocasionaron una merma significativa en la producción de pitahaya (fruta de dragón). Bayron Ortiz, de Organpit, nos comenta la situación actual de las cosechas: “En los meses pasados la continuidad de las lluvias superó lo acostumbrado, por lo que tuvimos muchos problemas en la producción. Si siguiera lloviendo de esa manera, tendríamos una pérdida del 50% de nuestras cosechas de pitahaya. Lamentablemente, la cosecha en otras zonas menos lluviosas da poco rendimiento, de 5 a 7 toneladas por hectárea al año en comparación con las de 15 a 17 que tenemos en esta zona. Felizmente, los últimos días ha dejado de llover y esto está mejorando los pronósticos”.
Esta variación climática en la Amazonia ecuatoriana pronostica una cosecha productiva en la próxima campaña. Las lluvias empiezan a ceder y, al haber más sol, las flores empiezan a florecer. La tendencia es que, si el clima es bueno en julio y agosto, se augura una buena cosecha en diciembre. “Dentro de 15 días empezaremos con una cosecha pequeña que ayudará a satisfacer los requerimientos actuales de Asia. La fruta ecuatoriana gusta mucho en ese continente, tanto por el sabor como por el tamaño, y la demanda va creciendo mucho. Sin problema, podríamos hacer más de 40 toneladas por semana, pero en estos momentos no tenemos la fruta disponible”, afirma Ortiz.
“En Asia nos iniciamos hace 5 años con Singapur, donde Colombia venía muy posicionado, pero ahora prefieren la variedad ecuatoriana y solo compran la fruta colombiana cuando nosotros no tenemos fruta, por lo que la competencia que tenemos con Colombia es muy diferenciada. Muchos sectores prefieren la pitahaya ecuatoriana por sus atractivas características de exportación. Tiene una piel más gruesa, lo que le da una vida útil poscosecha de más de 20 días, el doble de la fruta colombiana, haciéndola muy interesante para los importadores. Entonces, desde que muchos importadores descubrieron esta diferencia, hemos logrado abarcar mucho mercado y los colombianos se han visto afectados”, asevera el representante.
La apertura de nuevos mercados como Inglaterra y Dubái es el próximo objetivo de Organpit, y el proceso de envío de muestras de prueba ya ha empezado. “Estamos en proceso de dar a conocer nuestra fruta en otros países, pero es un proceso que toma tiempo, pues en estos nuevos mercados están acostumbrados a consumir la fruta colombiana, que es más pequeña y menos dulce que la nuestra. El consumidor necesita acostumbrarse al sabor y la forma”, finaliza el vocero.
Fuente: Fresh Plaza| ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here