Todo nació de un sueño en el 2007. La idea fue convertir al noroccidente carchense en el nuevo Eje Cafetero del Ecuador. Han pasado varios años y esta aspiración comienza a cristalizarse en una realidad.

Un grupo de agricultores de Chical y Maldonado le apostaron a la siembra de este fruto, que además de ser nuevo en la región, buscó diversificar la producción en estos dos sectores de clima subtropical, ubicados a 80 y 100 km de Tulcán, respectivamente, a contados metros de la línea fronteriza con Colombia.

La constancia y perseverancia hacen que la producción carchense irrumpa en el mercado internacional, generando grandes expectativas en este colectivo de emprendedores, a los que se sumaron en los últimos años caficultores de Jijón y Caamaño, Juan Montalvo y Goaltal.

Alfonso Bravo, agricultor de la zona, explica que una de las particularidades es que el café carchense es cultivado a más de 1.000 metros sobre el nivel del mar (m.s.n.m). Sin embargo, quienes ya han probado su calidad destacan que es orgánico y tiene un rico aroma, como señala Heiser de Cabezas, una caleña radicada hace más de 50 años en Tulcán.

Fausto Quendí, de la Asociación El Placer, en la parroquia Maldonado, confirma que no utilizan químicos. Los insumos los elaboran ellos, haciendo uso de desechos orgánicos. Este agricultor reconoce que los terrenos son bendecidos, de allí que salen granos excelentes.
Ruta

Esta ruta cafetera empieza a ser visibilizada a nivel nacional, tras el cuarto lugar que ocupó el café de Maldonado en el concurso Taza Dorada en el 2013. Los expertos resaltaron las bondades de este café de altura.

El café de altura se caracteriza porque es sembrado en suelos de más de 1.000 m.s.n.m., tiene cualidades organolépticas que lo diferencian de los demás. Tiene acidez, cuerpo, aroma, dulzor, sabores a esencias frutales y herbales, señalan los técnicos de la Prefectrura del Carchi, que es una de las instituciones que ha apoyado a este sector.
Exportación

Quendí es uno de los cafeteros carchenses motivados tras conocer que el producto local se consumirá en otros países, tras un largo proceso de comercialización. CafeCom y Escofet concretaron un acuerdo comercial para entregar el grano carchense a los mercados de Europa y Estados Unidos.

Eligio Bastidas, técnico de la Dirección de Desarrollo Económico Local de la Prefectura del Carchi, explica que movilizaron varias muestras hacia algunas empresas procesadoras y comercializadoras de Guayaquil, para determinar la calidad, grado de humedad y más estándares, que son exigidos previa la compra del producto.

Tras cumplir las pruebas se concretó la venta. La noticia emocionó a los productores locales, que optaron por acopiar el producto para hacer efectiva la primera entrega el pasado jueves. Fueron comercializadas 10 toneladas de café, a un precio de 180 dólares el quintal.

El nuevo valor duplica al que se paga en los pie de finca, que no supera los 70 dólares, dice Bastidas. La primera venta permitió que los productores se relacionen con los gerentes, personal de compras y laboratorios de las empresas. Esta estrategia posibilitará una comercialización directa sin intermediarios, beneficiando a 40 familias.

Esta primera experiencia les permitió facturar un monto aproximado de 30 mil dólares, que van en beneficio de los caficultores carchenses.
Testimonios

Bolívar Vinueza, productor de la “Asociación Aroma y Sabor”, de la parroquia Juan Montalvo, está emocionado, porque sus frutos superaron las fronteras patrias. “Es nuestro primer embarque y esperamos que nos salgan muchos más por el bien de nuestras familias y los caficultores del Carchi”.

Para Miguel Rendón, gerente de la empresa EsCoffee, las puertas están abiertas para la comercialización de café carchense. Este ejecutivo, durante el diálogo que mantuvo con los productores locales en Guayaquil, habilitó un contacto en vivo, vía skype, con el empresario Miguel Jaramillo, de San Francisco (EE.UU).

Jaramillo se habría mostrado interesado en comercializar el café que se produce en la frontera norte, indicó Jesús Mueses, de la Asociación Busque Nublado Golondrinas, de la parroquia Jacinto Jijón y Caamaño,

La comitiva confirmó que se concretó un nexo comercial con la empresa agroexportadora Virmax de Quito, en donde se entregaron aproximadamente 5 quintales de café, que fue calificado con un puntaje de 85, es decir, equivalente a excelencia en aroma y calidad.

Cada quintal se expendió en 280 dólares. Ese café pertenece a Luis Quiroz, de la parroquia El Goaltal, quien está dispuesto a socializar esta vivencia y replicar las prácticas en poscosecha para mejorar la calidad y alcanzar la excelencia de la producción en esa jurisdicción.

 

 

 

Fuente: La  Hora | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here