Los agricultores están preocupados por un problema potencial de sequía. La Cámara local advierte una situación “gravísima”. El precio del arroz subió.

Lo que pasa en comunidades de la provincia de Los Ríos, donde el agua comenzó a escasear, es motivo de preocupación en el resto de la Costa ecuatoriana.

El intenso sol de mayo y junio es el preámbulo de lo que podría pasar en los próximos seis meses y que el presidente de la Cámara de Agricultura de la Segunda Zona, Rafael Guerrero, advierte ya: “Estaremos abocados a una gravísima sequía, con los consecuentes problemas para los campesinos y los citadinos”.

Una baja producción, reducción de los ingresos para los campesinos y problemas de abastecimiento de varios alimentos son los peligros. “Esta falta de gestión nos está hundiendo. Ya el maíz este año está en una gravísima e irremediable crisis”.

Desde Balzar (Guayas), el presidente de la Asociación de Ganaderos, Teodoro Mesa, señala que el intenso sol amenaza el agua de las albarradas y ríos, más cuando en ese sector no existe infraestructura para riego. De ahí sale la mayoría de la carne y la leche que se consumen en Guayaquil.

En Montalvo (Los Ríos), donde EXPRESO reportó graves problemas para los arroceros, la situación no se soluciona. La semana pasada, dice Washington Núñez, la Secretaría del Agua dio su visto bueno al trazado de un canal de 6 kilómetros para llevar agua a varios sectores (kilómetro 14 de la vía Montalvo-Babahoyo). No obstante, es una obra que “debe ejecutar la Prefectura”.

Heitel Lozano, presidente de la Corporación Nacional de Arroceros (Corpnoarroz), recomienda de manera urgente comenzar un monitoreo de las zonas agrícolas donde podrían presentarse problemas graves, entre ellas algunas de Manabí.

Julio Carchi, vicepresidente de la Junta de Riego de América Lomas, explica que Daule, Santa Lucía y áreas aledañas donde se cultiva arroz todavía pueden tomar agua del río Daule. Sin embargo, cree que deben hacerse los canales secundarios del sistema Dauvín. “Solo están los canales principales. Aún no se lo puede aprovechar completamente”.

Juan Carlos Dueñas, ganadero de la zona de Baba (Los Ríos), manifiesta que tienen problemas, pero todavía no tan graves. Solicitó la atención del Gobierno para profundizar los esteros.

Rafael Guerrero dice que a la larga todos los agricultores sentirán los efectos, por cuanto ahora es cuando más agua necesitan el cacao, arroz, maíz, frutas y leguminosas, que son el sustento en el verano.

Fuente: Expreso | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here