LA PRODUCCION mundial de trigo se ubicará en 2016 á en los  2 544 millones de toneladas, un 0,6 % (o 15,3 millones de toneladas), respecto de las estimaciones de 2015 y ligeramente por encima de la previsión del mes pasado, de acuerdo al último informe de la FAO.

Las perspectivas mejoraron principalmente en el caso del trigo, así como en los casos del arroz y la cebada, mientras que el pronóstico relativo a la producción de maíz se redujo notablemente.

En tanto, se revisaron a la baja, en 8,2 millones de toneladas, las expectativas sobre la producción mundial de cereales secundarios en 2016, que se cifra ahora en 1 316,4 millones de toneladas. Esta disminución se debe principalmente al deterioro de las perspectivas en el Brasil, donde el tiempo seco perjudicó las perspectivas de una segunda cosecha de maíz. Asimismo, se recortaron las previsiones sobre la producción de maíz en China, al contraerse las plantaciones después de que el Gobierno redujera su apoyo.

Por el contrario, la producción mundial de trigo en 2016 se fija actualmente en 732 millones de toneladas, es decir, 8 millones de toneladas más de lo previsto en junio, aunque todavía ligeramente por debajo del récord de 2015. La revisión al alza de este mes se basa en la mejora de las perspectivas para las cosechas en los Estados Unidos, la Federación de Rusia (donde se prevé una cosecha sin precedentes) y la Unión Europea (UE) gracias al buen tiempo.

Las previsiones también indican cosechas más abundantes en China y la India, mientras que las condiciones secas afectaron a las perspectivas para Turquía. Los pronósticos relativos a la producción de arroz en 2016 han aumentado en 800 000 kg desde el mes pasado, por lo que hoy por hoy se calcula que la producción mundial de arroz superará en un 1,0 % el bajo nivel de 2015 y alcanzará los 495,2 millones de toneladas. Las revisiones reflejan principalmente la mejora de las expectativas sobre las cosechas en Asia, en particular en el Pakistán y la República Democrática Popular Lao, que compensa con creces las perspectivas de reducción sobre todo en el Brasil.

El pronóstico sobre la utilización mundial de cereales en 2016/17 se incremento en cerca de 10 millones de toneladas, o un 1,3 % por encima de la previsión sobre 2015/16, y se sitúa ahora en 2 555,6 millones de toneladas. Las nuevas perspectivas reflejan la posibilidad de que aumente la utilización de trigo, en particular para uso como pienso, que se ha incrementado en 4 millones de toneladas, sobre todo debido a las expectativas de una mayor demanda en los Estados Unidos, Indonesia y la UE, aunque también para consumo como alimento y para uso industrial.

Como resultado de ello, actualmente se prevé que el consumo total de trigo alcanzará los 726 millones de toneladas, esto es, unos 8 millones de toneladas más de lo previsto el mes pasado y un 0,8 % por encima del pronóstico relativo a 2015/16.  De acuerdo con los pronósticos, la utilización de cereales secundarios ascenderá a 1 326 millones de toneladas en total, es decir, 1 millón de toneladas por encima de lo anticipado en el pronóstico anterior y un 1,4 % más que en la previsión sobre 2015/16.

El leve aumento desde el mes pasado refleja unas expectativas ligeramente superiores sobre el uso de cereales secundarios como alimento y en la industria. Por el contrario, si bien las previsiones siguen indicando una subida del 2,3 % respecto de la campaña anterior, su uso como pienso se redujo en cerca de 900 000 toneladas hasta ubicarse en 759 millones de toneladas en gran medida debido al Brasil, China y la Federación de Rusia. A consecuencia del aumento de su uso como alimento, se calcula que la utilización mundial de arroz ascenderá a aproximadamente 503 millones de toneladas en 2016/17, es decir, un aumento de 7,2 millones de toneladas en términos interanuales.

El pronóstico relativo a las existencias mundiales de cereales al final de las campañas de 2017 se ha recorto en casi 7 millones de toneladas desde junio, ubicándose hoy en día en 635 millones de toneladas, esto es, un 1,5 % por debajo de su nivel de apertura.

Según las previsiones actuales, la relación entre existencias y utilización de cereales a nivel mundial correspondiente a la campaña de comercialización de 2016/17 se ubicaría en un 24,2 %, muy por encima del mínimo histórico de 20,5 % registrado en 2007/08.

 

 

Fuente: Noticias Agropecuarias | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here