Según un estudio presentado por el Instituto Igarapé de Brasil, Ecuador cuenta con tres de las ciudades más seguras de América Latina: Ambato, Quito y Cuenca.

Esta posición que ocupan las ciudades ecuatorianas se debe a las cifras alentadores que se presentan en el país. En el caso quiteño, la tasa de homicidios se ubicó en 3,74 homicidios por cada 100.000 habitantes. Convirtiéndose en la única capital latinoamericana que se encuentra en el listado de las diez ciudades más seguras del continente.

En la provincia de Esmeraldas, que en 2015 tuvo una tasa de 15.24 homicidios, hasta el momento se ubica con 12.33. Por su parte, Sucumbíos, que registraba 15.07, pasó a 10.92; mientras que Pastaza bajó de 6 a 1.95 muertes violentas.

Estos datos no sólo representan la reducción de los homicidios en el país, sino también la efectividad de los casos resueltos. Por ejemplo, en el 2015 se resolvió el 45.8 por ciento de casos, a diferencia de 2016, en el que hasta la fecha se resolvió el 57.3 por ciento de los sucesos.

A escala nacional se evidencia un decremento de 100 muertes violentas y homicidios, en comparación al 2015. En dicho año hubo 927 casos, con una tasa de 5.69, mientras que en el 2016 se han presentado 827 muertes violentas, con una tasa de 5 muertes violentas por cada 100 mil habitantes.

Estas estadísticas permiten que a Ecuador se lo tome en cuenta como uno de los países más seguros de la región, ubicándose sólo por detrás de Chile, según el reporte presentado por el Instituto Igarapé.

 

 

Fuente: El Ciudadano | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here