El proyecto de la Fenacopec beneficiará a alrededor de 7 mil personas, quienes realizarán pesca de altura. El sector pesquero artesanal encamina un proyecto para actualizar su flota con tecnología moderna, a fin de mejorar las capturas, la calidad y conservación de los recursos.

Gabriela Cruz, presidenta de la Federación de Cooperativas Pesqueras del Ecuador (Fenacopec), mencionó que el sector necesita, al menos, $ 22 millones para concretar esta iniciativa dirigida a realizar pesca de altura, es decir que las nuevas embarcaciones tendrán motores estacionarios, una planta que genere hielo, otra para agua, un camarote para que el pescador duerma, entre otras comodidades.

“Hablamos de una embarcación de 12 metros de eslora. Esto nace de los pescadores artesanales, desde el año pasado, por el tema de la inseguridad”, manifestó Cruz, durante la VII Feria Internacional Expopesca del Pacífico Sur, que se realizó en Guayaquil. La pesca de altura, explicó la titular de la Fenacopec, significa realizar la actividad en las 120 y 200 millas náuticas para capturar atún, dorado, picudo, miramelindo y otros recursos marinos.

Actualmente, el sector pesquero tiene un compromiso comercial con una empresa privada, quien proveerá el motor estacionario para probarlo y conocer su factibilidad, mientras que los gremios artesanales buscan el financiamiento del casco de la embarcación.

“En 2017, queremos probar la nueva nave, un prototipo, tomar los correctivos necesarios, para después reproducir el resto de las naves”, manifestó Cruz, tras señalar que alrededor de 7 mil pescadores artesanales de Puerto López, Jaramijó y San Mateo (Manabí); Santa Rosa de Salinas, Esmeraldas, Anconcito (Santa Elena) y otros sectores se beneficiarán del proyecto. Para Miguel Macías, presidente de la Cooperativa Santa Rosa de Salinas, el plan de modernización de la flota artesanal del país es bueno, porque será el cambio de matriz productiva que requiere el sector.

“Hoy en día, los pescadores son presa fácil de los delincuentes del mar, por eso ahora queremos usar motores estacionarios para reducir los robos de motores fuera de borda, que desde enero a la fecha registramos más de 300 máquinas sustraídas”, señaló Macías. Otros beneficios que ve el dirigente son el de reducir los niveles de contaminación en el mar y costos. En esto último, explicó, si un pescador artesanal realiza pesca de altura —entre 3 o 4 días— invierte alrededor de $ 700, pero con la nueva embarcación estaría de 8 a 10 días, e invertiría $ 350, obteniendo más recursos marinos para su comercialización.

“Ojalá este plan se dé, porque sería conveniente para nosotros, en lo económico y en seguridad”, contó José Rosado, de la Cooperativa 8 de Diciembre de Jaramijó.

Para el Viceministerio de Pesca es importante modernizar el sector La viceministra de Acuacultura y Pesca, Pilar Proaño, considera importante que el sector artesanal lleve un proceso de modernización de su flota, sobre todo, porque sus embarcaciones son presa fácil de la delincuencia, con espacios que impiden al pescador cubrirse del agua, del viento y del frío, y por el poco recurso que pueden almacenar para su venta en los muelles.

“En otras partes del mundo hay barcos de pesca artesanal, pero poseen motores estacionarios y espacios donde los pescadores se protegen de las condiciones climáticas y se alimentan, por eso es necesario pensar en una flota artesanal ecuatoriana modernizada”, indicó.

 

Fuente: El Telégrafo | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here