A un par de semanas de la clausura de la campaña de arándanos argentinos productores de la provincia de Concordia, una de las principales productoras de esta fruta, afirmaron que a pesar de los esfuerzos no lograron cumplir con las expectativas planteadas. “Teníamos un pronóstico muy alto, pero las condiciones meteorológicas no fueron favorables, al tener un invierno largo se retrasó la maduración de la fruta. No pudimos salir cuando la ventana de mercado ofrecía los mejores precios”, afirmó Federico Lavista, de Delta Berries SA.
Recordemos que a mediados de octubre los precios en Estados Unidos se desmoronaron. En cuestión de unos días bajaron a un 50% de su cotización original. «La temprana presencia que Chile y Perú-  ya establecido como un competidor en el mismo período-, hizo que el mercado se viera saturado y complicado para nosotros. Los retornos a los productores fueron bajos, de eso estamos seguros”, confirmó el representante.
“Los desafíos del próximo año serán otros, pero tendremos que prepararnos y estar a la altura de las circunstancias. Tenemos que cumplir con lo que prometemos y ser conscientes de lo que podemos cumplir. El foco está en el desarrollo de envíos marítimos para poder avanzar. En estos momentos exportamos el 85% de nuestro arándano por vía aérea, lo que hace que nuestra fruta sea más costosa que la competencia. Desde ahora debemos buscar acuerdos con las navieras, de manera que cuando llegue la próxima campaña ambas partes, productores/exportadores y navieras, sepamos cuáles son los planes», remarcó Lavista.
En conclusión de esta campaña deja un sabor agridulce para Argentina, aunque con principal énfasis para los productores de la región de Concordia, pues otras regiones como la de Tucumán, con cosechas tempranas, lograron exportar antes y tuvieron otra ventana de mercado con mejores precios.
Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here