Brasil, uno de los mayores productores mundiales de alimentos, recogerá en 2017 una cosecha de 210,1 millones de toneladas de granos, un 14,2 % superior a la de 2016 y la mayor en la historia del país, según una proyección divulgada hoy por el Gobierno.

De acuerdo con las previsiones del gubernamental Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE), tras haber recogido en 2016 una cosecha de 183,9 millones de toneladas de cereales, leguminosas y oleaginosas, una producción en un 12,3 % inferior a la de 2015, las mejores condiciones climáticas permitirán una recuperación de la agricultura el próximo año.

La producción proyectada para 2017 supera a la recogida en 2015 (209,7 millones de toneladas), hasta ahora la mayor del país.

La cosecha de este año fue en cerca de 26 millones de toneladas inferior a la de 2015 pese a que el área cosechada tan sólo se redujo en un 0,8 %, hasta 57,2 millones de hectáreas. Tal reducción fue atribuida a sequías prolongadas o excesos de lluvias en las áreas productoras provocadas por el fenómeno de El Niño.

La fuerte caída de la producción este año fue provocada principalmente por la reducción del 25,5 % de la producción de maíz con respecto a 2015 y a la caída del 15,5 % de la cosecha de arroz.

El maíz y el arroz son los dos productos más cultivados en Brasil después de la soja, cuya producción se redujo un 1,5 % este año.

Según el Instituto, soja, maíz y arroz respondieron este año por el 87,9 % del área cosechada y por el 92,4 % de la producción total de granos del país.

La recuperación de 2017 será liderada principalmente por el maíz, cuya producción el próximo año crecerá un 18 % frente a la de 2016, hasta 81,3 millones de toneladas.

Ese crecimiento será favorecido por un aumento del 6,4 % en el área plantada de maíz en la primera zafra y del 5,9 % en la productividad.

El aumento de la producción de arroz, del 8,5 % frente a la de 2016 y hasta 11,3 millones de toneladas, también favorecerá la recuperación el próximo año. Ese crecimiento será posible por el aumento del 7,9 % de la productividad, hasta 5.838 kilos por hectárea, ya que el área cultivada será reducida en un 2,3 %.

En cuanto a la soja, la previsión es que la cosecha de 2017 llegue hasta el récord de 103,5 millones de toneladas, con un crecimiento del 7,8 % con respecto a 2016.

Los técnicos del IBGE que visitaron las áreas de producción en noviembre también prevén un aumento del 7,1 % en la producción de algodón en 2017 frente a 2016, hasta 3,6 millones de toneladas, y que la producción de fríjol se recupere y llegue hasta 3 millones de toneladas.

 

Fuente: Agronoticias | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here