La Estación Experimental Agrícola Fabio Baudrit Moreno de la Universidad de Costa Rica, ubicada en La Garita (Alajuela), ha desarrollado una nueva variedad de tomate llamada Prodigio. Se trata de un tomate híbrido y de un calibre enorme, fruto de un arduo proceso de selección de plantas y semillas que ha durado más de doce años, y cuyas plantas pueden alcanzar los 3 metros de altura.

Los tomates son los alimentos más demandados en Costa Rica y en muchos otros países, y se consumen en ensaladas, bocadillos y platos vegetales. Sin embargo, al igual que todos los productos agrícolas, están sujetos a las leyes de la oferta y la demanda y a los caprichos de la naturaleza, es decir, las condiciones meteorológicas y las bacterias que pueda haber en el suelo o en el aire, ya que son hortalizas muy delicadas.
La mayoría de tomates que hay en los supermercados costarricenses se cultiva a partir de semillas importadas y es necesario comprar más todos los años. Las plantas y los frutos son susceptibles de sufrir una enfermedad causada por la bacteria Ralstonia solanacearum, que se encuentra en el suelo y en el agua, que acorta el crecimiento de las plantas y que obliga a tener que tirar toneladas de tomates cada año.
La variedad Prodigio se mantiene sana más tiempo y produce el doble que una cosecha normal durante un máximo de un año, por lo que la oferta es más uniforme y resulta más rentable para los productores de Costa Rica, que están entusiasmados ante la idea de aumentar su rendimiento anual sin tener que ampliar su superficie.
Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here