Tres agricultores de Tungurahua y uno de Cotopaxi, vendieron 117 sacos de cebada variedad Cañicapa a la Cervecería Nacional, por lo que recibieron de 5.748 dólares.
Eduardo Ronquillo, agricultor de la Asociación Cristo Salvador de Tungurahua, vendió 45 sacos de cebada que sembró en tres hectáreas. Dijo que es su primera experiencia en el cultivo de este cereal, ya que antes se dedicaba a la producción de papa. “Lo único que gasté fue en la mano de obra”.

El Programa Siembra Cebada contempla la entrega de kits tecnológicos, maquinarias, capacitaciones, seguros agrícolas, acompañamiento técnico y la compra de la producción.

En Tungurahua, se cultivaron 80 hectáreas de cebada: 30 de la variedad Scarlett y 50 de Cañicapa, en cinco cantones. El cultivo de este cereal debe ser en zonas altas y en pisos altitudinales.

Luis Jiménez, agricultor de la Asociación de Producción Alternativa Sigualó Alto, dijo que sembrar cebada le permitió recordar su infancia, cuando él y sus padres cortaban este cereal.

“Los que aprovechamos esta oportunidad, estamos muy contentos porque hemos regresado a tiempos pasados. En una hectárea cultivada, me rindió 48 sacos de cebada, los 40 quintales vendí a la industria y los ocho restantes lo repartí con mi familia, para servirnos como alimento”, contó.

En 2015, el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap) y la Cervecería Nacional (CN) firmaron un convenio para fomentar la producción de cebada maltera, para beneficio de alrededor de 4 mil agricultores de siete provincias de la Sierra ecuatoriana. Se proyectan sembrar alrededor de 8 mil hectáreas en los próximos tres años, en las zonas centro y norte del país.

 

Fuente: La Hora | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here