Son las 19:30 y Rebeca y su esposo compran por primera vez en el mercado mayorista Caraguay. Aún no es la hora de apertura, sin embargo han negociado con un comerciante la compra de cinco libras de atún a cinco dólares. Ella ha escuchado que “el pescado está barato” y no quiere desaprovechar la oportunidad de comprar.

Quince minutos antes de que abran la puerta principal del tradicional establecimiento de mariscos, las personas que vienen de diversos sectores de la ciudad observan desde el exterior los pescados amontonados y preparados en puntos de venta adornados con luces navideñas.

A las 20:00 las puertas se abren y todos entran desesperados a comprar, mientras los comerciantes vociferan: “Albacora, dorado, a un dólar la libra”.

Iván Lamilla, originario de Los Ríos, compra al por mayor cincuenta libras de dorado, carita y camarón. Él argumenta que su compra semanal no ha disminuido ni aumentado, a pesar de que sí ha visto variación en los precios.

“Pasando dos días vengo a comprar a este lugar, ya conozco a los comerciantes. Actualmente la más barato es la albacora. De las otras especies varían los precios. Por ejemplo el dorado está a $ 1,15; la carita, a 40 centavos”.

Otro que sale satisfecho y feliz es Andrés, que viene junto a su hijo todos los sábados. Él, que tampoco da su apellido, busca comprar albacora para hacer un “exquisito encebollado”.

“La albacora está buenísima. Aquí se compra el pescado entero. Por ejemplo estoy llevando uno de nueve libras a $ 10, 80. Hay que aprovechar antes de que acabe la temporada. Después de fin de año todo sube”.

Carlos Zambrano tiene en su puesto de venta: dorado, albacora, picudo, robalo y corvina. Él menciona que los precios han disminuido en los últimos quince días y que no existen mayores novedades.

¿Pero a qué se debe que el pescado esté más barato? Franklin Ormaza, oceanógrafo y exsubsecretario de Pesca, afirmó a EXPRESO en días anteriores que las condiciones climáticas de enfriamiento del mar pueden aumentar el número de capturas en los próximos tres meses.

Sin embargo, los pescadores artesanales dan otras razones. Gabriela Cruz, presidenta de la Federación Nacional de Pescadores Artesanales (Fenacopec), asegura que existen pocos recursos marinos y que en el mercado hay competencia desleal.

“Se están vendiendo productos peruanos, lo cual afecta el precio de nuestra venta. Si yo vendiera una corvina a $ 1,70, ahora quieren comprarme a 50 centavos”, critica la dirigente.

 

Fuente: Expreso | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here