La confianza de los clientes europeos y la decisión política del Gobierno fueron piezas claves para que el sector exportador, en su mayoría, logre cerrar sus primeras ventas para el 2017 a la Unión Europea (UE), algunas de ellas a mitad del 2016.

Esto, sin que el acuerdo con ese bloque este aún firmado o en vigencia, lo que hubiese representado el pago de alrededor de $ 400 millones en aranceles al sector exportador.

Daniel Legarda, presidente ejecutivo de la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor), identificó como un punto de inflexión al arreglo, que entre agosto y septiembre, llegaron las partes sobre temas en los que la UE había hecho observaciones, como los cupos de importación para los automóviles, que para 2017 fueron eliminados, la denominación de productos farmacéuticos genéricos, reaseguros y propiedad intelectual.

“En la última recta en agosto y septiembre el mensaje de confianza tomó fuerza (…) no existía un plan B”, sostuvo Legarda, quien reconoció que en el proceso hubo cierta incertidumbre cuando el presidente de la República, Rafael Correa, planteó la probabilidad de un sistema de compensación para los exportadores si no se firmaba el acuerdo en las fechas proyectadas.

Según cifras de Fedexpor y del Ministerio de Comercio Exterior, el acuerdo representará llegar a mercados de cerca de 514 millones de consumidores lo que se reflejaría en $ 2.700 millones en ventas para el Ecuador, $ 1.500 de la oferta agrícola y $ 1.200 de la industria y de pesca del país.

Uno de los sectores que apuntan a nuevos mercados en la UE es el del camarón, que también logró cerrar compromisos de ventas con sus socios europeos para el 2017.

Su representante, José Antonio Camposano, presidente ejecutivo de la Cámara Nacional de Acuacultura (CNA), reveló que como estrategia para mantener la confianza de los europeos optaron por informar semanalmente de cómo iba el acuerdo.

“Cuando viajábamos, casi semanalmente, con el ministro (Cassinelli) aprovechábamos y nos reuníamos con ellos (socios europeos) para informarlos de cómo iban las negociaciones”, señaló Camposano.

Él estima un crecimiento promedio de entre el 2% y el 3% anual, más de 200 millones de libras al año (unos $ 30 o $ 40 millones) en la Unión Europea, cuyo 24% de importaciones de camarón son de Ecuador.

Agregó que el acuerdo asegura las inversiones que empresas europeas en el Ecuador en los últimos años, que ascienden a más de $ 250 millones.

Este lunes, desde las 08:00, el pleno de la Asamblea Nacional prevé ratificar el acuerdo multipartes para que entre en vigencia a partir del 1 de enero próximo.

 

 

Fuente: El Universo | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here