El proyecto Ganadería Climática Inteligente, presentado este 1 de diciembre, tiene el propósito de reducir la degradación de la tierra y mitigación de las emisiones de gas de efecto invernadero, generados por el sector ganadero, a escala nacional. 

Esta propuesta creada por el Ministerio del Ambiente (MAE) y el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP), cuenta con el apoyo técnico de la Organización Mundial de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el financiamiento del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF). Durante cuatro años (agosto 2016 – marzo 2020) se ejecutará en provincias vulnerables como: Guayas, Santa Elena, Manabí, Imbabura, Loja, Morona Santiago y Napo.

El proyecto pretende incrementar y mejorar la provisión de bienes y servicios de la producción ganadera, de forma sostenible.

El ministro del Ambiente, Juan Carlos Soria, señala que “el sector ganadero se ha visto perjudicado por la reducción de la disponibilidad de agua, disminución del forraje y propagación de enfermedades; por otro lado se ha caracterizado por realizar actividades en un sistema poco eficiente lo que ha contribuido a la expansión de la frontera agrícola”.

Javier Ponce, ministro de Agricultura, dijo que es necesario corregir los efectos del cambio climático que se generan en el sector ganadero. “Por eso lanzamos la agenda amazónica, con una meta de reducir el pasto en la Amazonía en al menos 300 mil hectáreas”.

Grant Leaty, representante interino de la FAO Ecuador, indicó que “la Ganadería Climáticamente Inteligente busca mejorar la capacidad de los sistemas agrícolas y ganaderos para garantizar la seguridad alimentaria y la nutrición, mediante la incorporación de medidas de adaptación y las posibilidades de mitigación en las estrategias de desarrollo sostenible y el incremento de la productividad vinculada con la reducción de la pobreza de los pequeños criadero de ganado”.

Entre 2001 al 2011 se registra un aumento de producción agropecuaria del 14%, debido a una alta demanda de proteína animal que se prevé que dure hasta el 2050 en “73% de carne, y 58% en leche”.

Para la implementación de hatos ha sido necesario recurrir a la explotación forestal. “Según el MAE, del 2008 al 2014, se registra más de 63 mil hectáreas deforestadas y destinadas a la actividad ganadera”, añadió Leaty.

El proyecto Ganadería Climática Inteligente cuenta con un presupuesto de 3,8 millones de de dólares, con un cofinanciamiento de 22,15 millones de dólares.

Fuente: Magap | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here