La época de estiaje se empieza a sentir entre los agricultores, esto debido al prolongado periodo de sequía que está atravesando la provincia.

No todos los agricultores cuentan con sistemas de riego tecnificado, por lo que su preocupación se incrementa más aún cuando el sol y la falta de agua empiezan a dañar sus cultivos.

Según los agricultores a pesar de que no se ha cortado el servicio de agua para sus sembríos, la disminución del caudal los alarma de sobremanera.

Preocupación
Juan Freire, usuario de la acequia Casimiro Pazmiño, aseguró que nada se puede hacer en el campo sin el recurso hídrico y a pesar de que se han tomado precauciones como el riego tecnificado, son muchas las familias que aún no cuentan con esta tecnología.

Mientras recorría sus sembríos Freire indicó que hasta la ‘mala hierba’ que nace por si sola y a veces molesta a los agricultores, ahora simplemente no crece y todo se va muriendo por falta de lluvias y agua.

“El caudal de agua es muy importante para quienes regamos la tierra de forma tradicional, ya que por ejemplo en una fila de mora en llenarse las pozas de agua, con un buen caudal se demora una hora las cien pozas, pero con el caudal que ahora se tiene apenas si se llega a las 10 primeras plantas en el mismo tiempo”, explicó.

Herminia Capuz, es otra agricultora que siente los efectos de la sequía, ya que aseguró que ha perdido más del 50% de su producción de maíz.

“A pesar de que el maíz es una planta fuerte y resistente a la sequía, esta vez no aguantó, ahí está todo seco, con mazorcas muy pequeñas que no se pueden vender. Casi en su totalidad se perdió esta producción”, dijo Capuz.

Para Moisés Silva, productor de papas en Quero, hay productos que no se puede realizar riego tecnificado y se necesita abundante agua para sacar una buena cosecha.

“El riego en las papas se hace por inundación, además no a todos nos llegan los materiales para realizar el riego tecnificado”, aseguró.

Tecnificación
Para Manuel Ullauri, director de producción del Gobierno Provincial de Tungurahua, la tecnificación del riego es uno de los pilares fundamentales para hacer frente a este temporal de sequía, por lo que los esfuerzos para minimizar sus efectos se evidencian a través del trabajo mancomunado con la Estrategia Agropecuaria conformada por la Prefectura, Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap), municipios y otras organizaciones.

“En algunos sectores aún conservan el riego por inundación donde no se optimiza el agua… nuestro agricultor debe optimizar el líquido vital con esta alternativa que es el riego tecnificado”, dijo.

 

 

Fuente: La Hora | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here